El envejecimiento de la población presionará más a la Seguridad Social en los próximos 20 años, según Moody's

Fuente: WFG
08/11/2018 10:46

MADRID, 08 NOV. (Bolsamania.com/BMS) .- La agencia de calificación crediticia Moody's ha alertado este jueves de que el sistema de la Seguridad Social español corre un grave peligro por el cada vez mayor envejecimiento de la población. En un informe, asegura que la estructura demográfica cambiará "dramáticamente" durante los próximos 20 años y que eso va a golpear directamente a la administración pública.



Así lo explica en el informe 'Spain: Public budgets will bear the brunt of Spain's ageing population' ('España: los presupuestos públicos soportarán el aumento del envejecimiento de la población'), en el que asegura que la Seguridad Social, que ya es clave en la "debilidad estructural de las finanzas públicas españolas", se verá más y más presionada por el envejecimiento.



Hasta ahora, señala Moody's, la población española ha ido envejeciendo "a un ritmo constante, en consonancia con la evolución de la situación económica y social" y en línea con la media europea. Sin embargo, la agencia aventura que en las dos próximas décadas la estructura demográfica va a sufrir un cambio de tal envergadura que la proporción de personas de 65 años y más representará más del 31% del total para 2040. Actualmente supone menos del 20%.



El impacto en el sector público será, según Moody's, muy significativo. "El déficit de la Seguridad Social registrado en 2017 fue del 1,4% del PIB, lo que representa cerca de la mitad del déficit público", sostiene Antonio Tena, analista de Moody's. Y por si eso no fuese ya un problema de por sí, el Fondo de Reservade la Seguridad Social, que se usa para pagar las pensiones, "se encuentra casi agotado".



Además, a eso habrá que añadir que el mayor envejecimiento de la población provocará que aumenten los gastos sanitarios y sociales, lo que también "afectará negativamente a las cuentas de las comunidades autónomas". Desde 2002 los gobiernos autonómicos han asumido la competencia de regular y proveer atención sanitaria y social, y este coste supone "cerca del 50% de sus presupuestos autonómicos".



¿Y EL SECTOR PRIVADO?



El sector público se verá gravemente afectado por esta situación, pero no así el sector privado. Según Moody's el impacto en el sector privado "será limitado" por los cambios en los hábitos de consumo y por el incremento que se espera en el número de hogares. Además, la agencia señala que los jubilados se convertirán en un "objetivo de mercado importante" para ciertos sectores empresariales.



Aunque Moody's sí que señala que el sector inmobiliario podría sufrir un cierto "debilitamiento" como consecuencia de la menor demanda residencial y la caída de los precios, especialmente fuera de las grandes zonas urbanas. En este sentido, explica que del lado de la oferta "cerca de 200.000 viviendas serán transmitidas en herencia anualmente a partir de 2030", lo que disminuirá la demanda. Aquellas regiones más afectadas por el envejecimiento, como Asturias, Castilla y León y Galicia, "serán especialmente vulnerables".