¿Qué debe esperar el mercado de las 'midterms' de EEUU?

Fuente: WFG
06/11/2018 15:48

MADRID, 06 NOV. (Bolsamania.com/BMS) .- Este martes se celebran en EEUU las elecciones legislativas, más conocidas como las 'midterms', y todas las encuestas coinciden en que el escenario más probable es el de la división del Congreso, de forma que los demócratas pasen a controlar la Cámara de Representantes y que los republicanos mantengan el Senado. Muchos expertos han analizado la situación, y todos apuntan que si hay división ni la economía estadounidense ni los mercados "tienen nada que temer" porque la política económica no cambiará.



Así lo aseguran varias casas de análisis en los informes que han publicado este martes sobre las elecciones de mitad de mandato. Por ejemplo, desde BlackRock remarcan que si el Congreso sale dividido de esta cita en las urnas este resultado "podría provocar cierta volatilidad en los mercados a corto plazo", aunque a largo plazo los expertos de esta firma ven con más preocupación las tensiones comerciales entre EEUU y China porque creen que es "el principal factor impulsor y el mayor riesgo a la baja para la expansión mundial".



BlackRock cree que un escenario en el que la Cámara de Representantes esté bajo el control de los demócratas y el Senado en manos de los republicanos tendría "pocas implicaciones en el mercado por ahora, dado el bajo riesgo de retrocesos en los recortes tributarios y en las políticas regulatorias de la administración en el corto plazo". De hecho, apunta, en Congreso dividido significa "inmovilidad política" e históricamente ha tendido a beneficiar a la renta variable. Aunque en este caso habrá que tener muy en cuenta cómo se desarrolle la guerra comercial.



Los expertos de Phanteon Macroeconomics, por su parte, señalan que si las encuestas aciertan y se da la división, entonces lo que cabe esperar en materia de política económica son "pocos cambios". Tal y como dicen los analistas de esta firma, la consecuencia política clave de las elecciones, si salen según las encuestas, es que el presidente de EEUU, Donald Trump, "habrá perdido, y los demócratas lo llamarán perdedor a partir de entonces". Esto, dicen, es importante porque "perder el aura de invencibilidad desalienta a los partidarios y envalentona a la oposición", y además podría a los senadores republicanos que se enfrentan a la reelección en 2020 "en un punto difícil".



Y desde Danske Bank coinciden con este análisis, al asegurar que si las encuestas son correctas Trump "será incapaz de impulsar su agenda política interna", aunque también consideran que a los demócratas, aunque ganen la Cámara de Representantes, les será muy difícil "hacer retroceder la política económica del presidente, ya que Trump podría "vetar" sus intentos. Por lo tanto, destacan, "el resultado más probable es que no se produzcan cambios en la política económica, razón por la cual creemos que las elecciones deberían tener implicaciones limitadas para los mercados y la economía".



Si el Congreso de EEUU resulta divido, entonces es probable que Trump "se centre en la política exterior y comercial ya que el presidente tiene más poder aquí sin la aprobación del Congreso", destacan los expertos de Danske Bank, que también creen que la política exterior del republicano "será más agresiva" y "podría seguir presionando a sus socios comerciales" en aras de la política proteccionista que ha impulsado.



LAS 'MIDTERMS' NO SON UN EVENTO DE MERCADO



Por último, desde Goldman Sachs recuerdan que históricamente las 'midterms' no han sido un "evento de mercado", como sí ocurre con las presidenciales de EEUU, por lo que solo cabe esperar "modestos movimientos del mercado en el día, independientemente del resultado". Los analistas del banco estadounidense destacan que si se cumplen las predicciones en cuanto a las elecciones, habrá un estímulo fiscal y un crecimiento "ligeramente más débiles", y también "pocas razones para esperar una política comercial más amigable".



Además, creen que la reacción de las bolsas puede ser menor a la registrada en el pasado, dada la "menor sensibilidad de los mercados a la elevada incertidumbre política de los últimos años" y el actual impulso fiscal que, señalan, "probablemente se desvanecerá en los próximos años".



Bajo el punto de vista de los expertos de Goldman Sachs, el mayor riesgo para los mercados se puede dar si los demócratas ganan la Cámara de Representantes y el Senado, o si los republicanos mantienen el control de ambas cámaras. Es decir, si no se produce la división que auguran las encuestas.