"¿Cómo explicas al que salió de depósitos que su fondo superseguro pierde?"

Fuente: WFG
30/10/2018 09:28

MADRID, 29 OCT. (Bolsamania.com/BMS) .- Las alarmas saltaron el mes pasado, en que se produjo la primera retirada de dinero de los fondos de inversión en dos años y medio. Detrás hay una realidad desatrosa: prácticamente todas las categorías pierden este año, incluyendo las más conservadoras, que son las que la banca colocó a los ahorradores tradicionales de depósitos. "Esta gente no puede aguantar una pérdida ni del 0,5%, ¿cómo le explicas que pierde el 2% o el 3%?", preguntaba un asesor financiero en el congreso que EFPA celebró la semana pasada en Sevilla.



Las entidades financieras españolas han traspasado masivamente a los ahorradores más conservadores desde unos depósitos que no daban nada en un entorno de tipos negativos hacia fondos de inversión para generar comisiones. A muchos les han dicho que, si no arriesgaban, no iban a tener rentabilidad, y los metieron en bolsa. Una catástrofe porque la mayoría están en fondos de bolsa española (meterles en fondos internacionales ya era imposible) y pierden más del 10%.



Sin llegar a tanto, los bancos han metido a muchos de estos ahorradores en productos conservadores con el argumento de que "no dan mucha rentabilidad, pero más que un depósito sí. Y son superseguros". Pues bien, esos productos "superseguros" acumulan pérdidas este año que van desde el -0,86% (como media) de los fondos de renta fija a corto plazo hasta el -2,24% de los mixtos de renta variable.



Este desastre obedece a las pérdidas de la deuda pública por el deterioro de las primas de riesgo y por los primeros movimientos que descuentan el inicio de las subidas de tipos por parte del BCE. "Los únicos fondos con que se gana dinero en 2018 son los de bolsa americana o japonesa, y no son productos que se hayan colocado en general a los que salían de depósitos", añadía otro asesor en el citado congreso. Ni siquiera las estrellas españolas del 'value' consiguen mantenerse a flote.



LOS ASESORES TIENEN UNA TAREA MUY ARDUA



Es cierto que esta situación es difícil de resolver puesto que, al menos a corto plazo, no se vislumbra una recuperación sostenida de las bolsas y los bonos solo pueden ir a peor en el entorno de tipos actual. Por tanto, los asesores financieros tienen mucho trabajo por delante y no sería de extrañar que los inversores sigan saliendo de los fondos.



Mientras tanto, los que metieron a estos ahorradores en fondos les contarán lo de siempre: que las inversiones deben tener mentalidad de largo plazo, que los mercados tienen vaivenes a corto, que las pérdidas que han sufrido es lo máximo que pueden perder... Habría sido mejor decirles antes que se mantuvieran en liquidez, pero claro, eso no genera comisiones.



El enésimo caso de pérdidas por seguir los consejos de los bancos debería ofrecer una buena oportunidad para los asesores independientes. El problema es que la mayoría no atienden a los ahorradores más modestos.