El mercado, cada vez más asustado ante la posible rebaja del rating de Italia

Fuente: WFG
08/10/2018 17:57

MADRID, 08 OCT. (Bolsamania.com/BMS) .- La situación de Italia es cada vez más tensa. No sólo por el cruce de declaraciones que han protagonizado Bruselas y el Gobierno italiano a cuenta del Presupuesto para 2019, sino también porque los mercados son cada vez más sensibles a las nuevas informaciones. La desconfianza parece haberse instalado con fuerza, lo que ha provocado nuevas caídas en la bolsa y una nueva subida de la prima de riesgo y de los bonos a 10 años. Los inversores ya temen que la rebaja de rating por parte de S&P y Moody's puede ser inevitable.



Ambas agencias de calificación tienen previsto dar a conocer su decisión a finales de este mes. S&P lo hará el próximo 26 de octubre, mientras que está previsto que Moody's comunique qué va a hacer con el rating de Italia el día 31. Los inversores están a la espera, aunque temen que se produzca lo que ya parece un secreto a voces: ambas agencias podrían rebajar la calificación del país transalpino y dejar la 'nota' de su deuda a un paso del 'bono basura'. De hecho, Moody's ya ha colocado a Italia en una perspectiva de rebaja de calificación.



Si finalmente se confirman los temores y se produce la rebaja por parte de estas agencias, eso haría que la deuda italiana quedase fuera de los límites de algunos fondos, lo que a su vez ejercería una mayor presión sobre los mercados del país, muy tocados ya. Este lunes la prima de riesgo italiana ha subido un 7% hasta superar la barrera psicológica de los 300 puntos, que ya tocó la semana pasada.



A su vez, los bonos a 10 años han experimentado una subida del4,7%, lo que ha dejado su rentabilidad en el 3,5%, su nivel más alto desde principios de 2014. Y por si todo eso no fuese poco, la bolsa italiana ha sufrido un nuevo revés, al registrar caídas del más del 2% en esta primera jornada de la semana.



"A medida que se atisba en el horizonte la posibilidad de que Italia pierda su grado de inversión, los inversores institucionales han reducido sus tenencias de bonos, ya que muchos de sus fondos no pueden mantener deuda 'basura', en caso de que eso ocurra", ha dicho Erik Nielsen, economista jefe de UniCredit Bank, en una nota remitida a los clientes.



La fuerte subida de los bonos, y la caída de los bancos en la bolsa italiana, que este lunes han sido de los más damnificados, ha reavivado a su vez las preocupaciones por el 'círculo vicioso' que se puede producir. De hecho, los bancos del país han aumentado sus ya de por sí grandes carteras de bonos, y son muchos los analistas que apuntan que la reciente caída del valor de las notas a 10 años ha erosionado el colchón de capital del sector, tan necesario para que pueda protegerse ante futuras crisis financieras.



FITCH DEJÓ A ITALIA EN PERSPECTIVA 'NEGATIVA'



Hace poco más de un mes llegó el primer varapalo para Italia por parte de una agencia de rating. Fitch confirmó la nota de solvencia 'BBB' del país, aunque puso en perspectiva 'negativa' su calificación debido a la incertidumbre que provocan las "tensiones políticas" del país. Fue el 31 de agosto, cuando los partidos del Gobierno de coalición estaban negociando el Presupuesto de 2019, y ya se dejaban ver las tiranteces entre los que defendían aumentar el gasto social y los que apostaban por elaborar unas cuentas acordes con las exigencias de Bruselas.



Finalmente han ganado quienes defendían un aumento del gasto, aunque las cosas distan mucho de haber mejorado. El problema es que el objetivo de déficitque se ha marcado el Ejecutivo Italiano supera lo marcado por la Comisión Europea, lo que ha provocado que el organismo que dirige Jean-Claude Juncker haya tirado de las orejas a Italia por por desviarse de las normas fiscales. El viceprimer ministro del Gobierno, Matteo Salvini, no ha tardado en contestar, y ha dicho que el verdadero enemigo de Europa es Juncker y la burocracia de Bruselas que empuja a las restricciones presupuestarias, en referencia a Pierre Moscovici, jefe de la política económica de la Unión Europea.



"Estamos en contra de los enemigos de Europa, Juncker y Moscovici, encerrados en el búnker de Bruselas", ha dicho Salvini en un acto con la ultraderechista francesa Marine Le Pen en Roma, en el que ha asegurado que "la política de austeridad de los últimos años ha aumentado la deuda italiana y empobrecido a Italia".