La CNMV asfixia a la falsa gestión activa con nuevas obligaciones a los fondos

Fuente: WFG
08/10/2018 14:28

MADRID, 08 OCT. (Bolsamania.com/BMS) .- El supervisor español, la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV), va a presionar a la falsa gestión activa con nuevas obligaciones a los fondos de inversión sobre sus índices de referencia para hacer más transparente el mercado.



En España, es práctica generalizada que el documento de datos fundamentales (DFI) para el inversor de un fondo incluya el índice de referencia que el fondo utiliza. Sin embargo, en línea con las recomendaciones de ESMA -la CNMV europea- y con las mejores prácticas de otros países como Alemania, Francia, Italia y Reino Unido, el supervisor español considera necesario que las gestoras apliquen nuevos criterios con el fin de mejorar la información aportada a los inversores, para perseguir así el closet indexing, como los anglosajones llaman a la falsa gestión activa.



NOVEDADES EN LOS DFI DE LOS FONDOS



En el apartado de Objetivos y Política de Inversión, en los casos en que se incluya información de un índice de referencia se deberá especificar si éste se utiliza en términos meramente informativos o comparativos (esto es, sin condicionar la libertad del gestor) o si, por el contrario, en mayor o menor medida la gestión se vincula al índice de referencia.



En este último caso, deberá aportarse información adicional sobre el grado de libertad de la gestión con respecto al índice, pudiendo constituir tal información por ejemplo, en límites de tracking error, de correlación, de niveles de exposición a emisores que componen el índice o, incluso, en el rango en el que se podrían mover las sobreponderaciones o infraponderaciones con respecto al índice de referencia. Por ejemplo, entre un 0% y un 5%.



Y esta información en el DFI de los fondos deberá incluirse en la siguiente actualización de dicho documento que se realice por parte de la gestora.



INFORMACIÓN PÚBLICA PERIÓDICA DE LOS FONDOS



Deberá aportarse información sobre el grado de discrecionalidad en la gestión realizada durante el periodo y, en el caso de que, en mayor o menor medida, esté vinculada a un índice, detallar la evolución del fondo en comparación con la del benchmark, así como cualquier otra información adicional que la gestora considere oportuno aportar, como tracking error, total de exposición sobre el patrimonio que se mantiene en componentes del índice, active share o nivel de coincidencia en el orden de las posiciones con respecto al de dicho benchmark, entre otras.



La CNMV advierte que tendrá en cuenta el contenido del comunicado actual en sus actuaciones de supervisión y registro. Esta medida podría redundar en una mejor gestión por parte de las entidades o, en su defecto, en una bajada de comisiones en los fondos que se catalogan como activos pero no lo son totalmente.



El closet indexing se refiere a los casos en que un fondo se presenta en sus documentos informativos como de gestión activa a pesar de realizar una gestión muy cercana a un índice (benchmarck) y, por lo tanto, con una política de inversión cuya implementación requiere la dedicación de menos recursos por parte de la gestora, lo que "debería ser tenido en cuenta por los inversores al valorar el nivel de comisiones de gestión del fondo, habida cuenta de que ello debería normalmente dar lugar a una comisión de gestión menor frente a la propia de un fondo activo", relataba ESMA en un comunicado de 2016.