BlackRock pide "estructurar carteras más resistentes ante las turbulencias"

Fuente: WFG
08/10/2018 09:16

MADRID, 03 OCT. (Bolsamania.com/BMS) .- El fondo estadounidense BlackRock, uno de los mayores gestores de activos a nivel mundial, considera que "todavía tiene sentido apostar por las acciones" de cara al cuarto trimestre del año. Aunque al mismo tiempo recomienda a sus clientes "estructurar carteras más resistentes ante las turbulencias".



Según un informe publicado por BlackRock Investment Institute y dirigido por Richard Turnill, director mundial de estrategia de inversión del fondo, las subidas graduales de los tipos realizadas por la Reserva Federal están "endureciendo las condiciones financieras a escala mundial" y han provocado repuntes de volatilidad y una "drástica depreciación de las divisas emergentes".



Para BlackRock, que cuenta en su balance con más de 5 billones de dólares en activos bajo gestión, los principales riesgos para los mercados son un "recrudecimiento de las tensiones comerciales y la salida de importantes flujos de capitales de las carteras". También destaca "el incremento de los tipos a escala mundial y la apreciación del dólar estadounidense debido a la postura restrictiva de la Fed".



Sobre sus recomendaciones de inversión, afirma que "priorizamos la renta variable frente a los bonos, pero observamos un equilibrio inestable entre el aumento de la incertidumbre macroeconómica y el sólido crecimiento de los beneficios empresariales".



En este escenario, se decanta por la "estructuración de una cartera resistente a través de nuestra preferencia por exposiciones a títulos de calidad y a la renta variable estadounidense frente a otras regiones". Su apuesta por "valores del sector tecnológico" se debe al "fuerte momento de los resultados empresariales", impulsados por la reforma fiscal de Trump



Y pese al mal momento que viven muchas economías emergentes, BlackRock muestra su preferencia por las bolsas de estos países. "El incremento de las primas de riesgo ha generado valor en la renta variable emergente, incluido el sector tecnológico, sumamente lastrado", afirma la entidad.



Su apuesta se centra en las economías emergentes asiáticas, debido a sus "buenos fundamentales" y a que el riesgo de contagio de otros países con problemas, como Turquía y Argentina, es "limitado".



Sobre las bolsas europeas, BlackRock no es positivo y aconseja evitarlas, debido a su "bajo perfil de beneficios corporativos, débil momento económico y riesgos políticos al alza". En su opinión, las acciones europeas carecen de "un claro catalizador" para que se comporten mejor que las de otros mercados, pese a que la entidad cuenta con importantes participaciones en empresas europeas y españolas.



En lo que se refiere a renta fija, priorizan "los bonos a corto plazo en Estados Unidos y los bonos corporativos de mayor calidad". También apuestan por "ciertos títulos de deuda emergente denominada en divisas fuertes frente a sus homólogos en divisa local" debido a sus valoraciones relativas y a la protección que brindan ante la depreciación de las divisas.