Los bancos de Duro Felguera respiran con Deloitte y el nuevo CEO

Fuente: WFG
05/10/2018 09:10

MADRID, 04 OCT. (Bolsamania.com/BMS) .- DURO FELGUERA quiere mantenerse viva tras la ampliación de capital y la quita del 75% de su deuda. Para ello, ha incorporado a un consejero delegado procedente de SACYR y a consejeros independientes. Además, la compañía asturiana ha encomendado a Deloitte la revisión de sus cuentas y sus proyectos para poder continuar con su negocio. Ante esta nueva situación, los bancos acreedores de Duro Felguera están más tranquilos que antes.



Fuentes de la banca acreedora aseguran que la llegada de José María Orihuela como consejero delegado es una buena noticia para la compañía. "Duro Felguera tenía la necesidad de tener un consejero delegado externo", aseguran las mismas fuentes. Orihuela llega a la compañía para trabajar junto a Acacio Rodríguez, presidente. Este nombramiento no supone la sustitución de ningún directivo de Duro Felguera.



Además, a este cambio en la cúpula hay que añadir que Deloitte examinará las cuentas y proyectos de Duro Felguera. La consultora trabaja revisando todos los proyectos que tiene la asturiana en marcha, así como analizando cuáles son sus nuevas necesidades de liquidez y negocio. Estos dos cambios eran una demanda de algunos inversores a la que se añade la petición de que hubiera nuevos consejeros independientes.



"Hay más tranquilidad ahora que antes de la ampliación", afirman las fuentes de la banca acreedora. La principal razón de esta tranquilidad es porque ahora está Deloitte encima de las cuentas. "Esto supone una seguridad de que hay alguien externo revisando todo con seriedad", comentan las fuentes.



Estas añaden que la entrada de un consejero delegado "capaz de atraer negocio a la compañía es buena noticia". Duro Felguera señaló, en la presentación de sus resultados, la necesidad de nuevos negocios para poder seguir adelante: "Refuerzo en la actividad de captación de nuevos contratos y de incremento de la eficiencia de la estructura empresarial".



Dicha presentación provocó el desplome de su cotización en un 47% debido a las alertas lanzadas por Deloitte sobre su plan de negocio. "Es normal los nuevos accionistas se cubran al máximo", según otra de estas fuentes. Duro Felguera reconoce la necesidad de renegociar los contratos con los clientes de los términos de algunos de los proyectos en marcha con el objetivo de mitigar el riesgo de sobrecostes, retrasos o pérdidas adicionales. La empresa asturiana también admite que necesitará reforzar la situación financiera, lo que supondría la necesidad de una inyección de liquidez adicional a lo largo de 2019, "que dependerá del ritmo de recuperación de los retrasos en los cobros previstos y en la contratación de las nuevas líneas de financiación".



Estas alertas incluyen desviaciones en costes y deterioros adicionales en ciertos proyectos con respecto al plan estratégico, que supondrán una disminución de la caja de 38 millones de euros (29 millones correspondientes a proyectos y 9 asociados a los arbitrajes en curso).



Hasta la fecha, se ha producido el retraso en el cobro de ciertas cuentas sometidas a litigios, por un importe de 33 millones de euros aproximadamente, que en el plan estratégico estaba previsto cobrar en 2018. También se ha producido el retraso en la contratación de nuevas líneas de financiación previstas en el plan estratégico en 2018 por importe de 50 millones de euros, así como el retraso en la contratación de varios proyectos por importe de unos 180 millones de euros aproximadamente, que en el plan estratégico estaba previsto contratar en 2018.



AMPLIACIÓN Y NUEVOS CONSEJEROS



Duro Felguera se salvó de la quiebra el pasado 23 de julio cuando concluyó la tercera vuelta de su ampliación, apenas unas horas antes del límite, en la que consiguió recaudar más de 80 millones de euros. Así, la ingeniería asturiana superó el objetivo marcado de 125,7 millones de euros.



El 20 de septiembre la ingeniería asturiana anunció los nuevos nombramientos del consejo de administración. Duro Felguera aumentó el número de vocales de la Comisión de Auditoría en uno, y ahora pasará a estar integrada por cuatro vocales. Además, nombró como vocal y presidenta de la Comisión de Auditoría a la consejera independiente Marta Elorza Trueba. Y anunció el nombramiento como presidente de la Comisión de Nombramientos y Retribuciones al consejero independiente, Juan Miguel Sucunza Nicasio.



PÉRDIDAS DE 55 MILLONES DE EUROS



Duro Felguera registró unas pérdidas de 54,9 millones de euros en el primer semestre del año, frente a los 'números rojos' de 1,9 millones de euros en el mismo periodo del ejercicio anterior.



El grupo de ingeniería ha explicado que este resultado incluye el impacto negativo por la venta el pasado mes de agosto de su filial DF Rail, por importe de 4,7 millones de euros.



En este periodo, las ventas han ascendido a 222,2 millones de euros, lo que supone un descenso del 30,4% respecto a las producidas en el primer semestre del año anterior.