La compra masiva de bonos del BCE tiene el visto bueno preliminar de la UE

Fuente: WFG
04/10/2018 12:58

MADRID, 04 OCT. (Bolsamania.com/BMS) .- Un abogado general del Tribunal de Justicia de la Unión Europea (TUE) ha propuesto este jueves declarar válido el programa de compra de bonos soberanos en los mercados secundarios al entender que "no vulnera la prohibición de financiación monetaria" y "no excede el mandato" de la institución presidida por Mario Draghi.



Aunque se trata de unas conclusiones que no son vinculantes de cara a la futura sentencia, el letrado Melchior Wathelet pide al TUE así al Tribunal Constitucional Federal de Alemania, que elevó a la Justicia europea los recursos de amparo que habían presentado varios grupos de particulares.



En concreto, alegan que el programa de compra de bonos públicos en mercados secundarios (PSPP) vulnera el principio de financiación monetaria de los Estados miembros y el principio de atribución de competencias. Por otro lado, afirman que las decisiones relativas a este programa atentan contra la identidad constitucional alemana.



El programa PSPP es uno de los cuatro pilares que componen el programa ampliado de compra de activos (APP) anunciado por el BCE en 2015, generalmente conocido como 'quantitive easing' o QE.



En sus conclusiones, el abogado general pide al TUE que responda al Constitucional alemán que la decisión del BCE por la que se puso en marcha el PSPP "no ha puesto de manifiesto ningún elemento que pueda afectar su validez".



En primer lugar, el letrado defiende que este programa no vulnera la prohibición de financiación monetaria. Por un lado, porque "no atribuye a la intervención del Sistema Europeo de Bancos Centrales un efecto equivalente al de la adquisición directa de bonos soberanos, y por otro, porque "no neutraliza en los Estados miembros la incitación a aplicar una sana política presupuestaria".



En relación a la cuestión de si el PSPP excede el mandato del BCE, el abogado general señala que este programa persigue un objetivo de política monetaria por medio de instrumentos "que quedan comprendidos en el ámbito de esta misma política". En su opinión, "el BCE no ha cometido un error manifiesto de apreciación en la determinación del objetivo del programa ni en la elección de los instrumentos aplicables".



Por último, Wathelet remarca que, sobre la proporcionalidad del programa de compra de activos públicos, que es "tan apto como necesario para alcanzar su objetivo" y "no va manifiestamente más allá de lo necesario".