El crecimiento del PIB será menor de lo esperado en el tercer trimestre, según BBVA

Fuente: WFG
13/09/2018 11:53

MADRID, 13 SEP. (Bolsamania.com/BMS) .- El crecimiento de la economía española podría mantenerse en torno al 0,6% durante el tercer trimestre del año, la misma tasa que en los tres meses anteriores y por debajo de lo esperado a principios del trimestre, según estimaciones de BBVA Research, el servicio de estudios de la entidad bancaria.



Esta previsión, junto con la persistencia de los "riesgos que penden sobre el escenario", refuerza el "sesgo a la baja" sobre el crecimiento previsto para 2018 por BBVA Research, situado en el 2,9%, dos décimas más que la estimación del Gobierno.



La entidad subraya que con cerca del 50% de la información disponible para el tercer trimestre, el modelo MICA-BBVA señala que el avance trimestral del PIB podría volver a situarse en el 0,6% trimestral, esto es, por debajo de las previsiones presentadas a principios del trimestre (entre el 0,7% y el 0,9%). "La materialización de esta estimación supondría la segunda sorpresa a la baja registrada en dos trimestres consecutivos (tras el 0,6% en el segundo trimestre frente a una previsión de 0,8%)", subraya.



Según la entidad, la demanda doméstica respaldará el avance de la actividad, al tiempo que se mantienen las expectativas de recuperación de la demanda externa. Asimismo, confirma la "ralentización" del ritmo de creación de empleo y la estabilización de la inflación durante el tercer trimestre.



En concreto, las estimaciones de BBVA Research sugieren que la demanda doméstica continúa siendo el soporte principal de la actividad en el tercer trimestre, como así lo muestran los indicadores de gasto de los consumidores, los registros del mercado laboral y las estimaciones de la respuesta al impulso fiscal incorporado en los Presupuestos Generales de 2018, que respaldan una recuperación del consumo privado, tras la atonía observada en el segundo trimestre.



Por su parte, los datos de ejecución presupuestaria apuntan a que el ritmo de avance del consumo público se podría mantener relativamente estable, mientras que respecto a la inversión, la información disponible indica que la destinada a maquinaria y equipo podría registrar un crecimiento trimestral "prácticamente nulo", tras haber repuntado con fuerza el pasado trimestre. A su vez, la inversión residencial seguiría creciendo, aunque, nuevamente, "con menor ímpetu" que el observado hasta el trimestre anterior.



SE RECUPERAN LAS EXPORTACIONES Y EMPEORA EL TURISMO



Asimismo, la demanda externa mejorará, aunque persisten "dudas" en el corto plazo, según destaca BBVA Research, que afirma que los datos disponibles sugieren que después de haber decepcionado durante el primer semestre del año, la evolución de las exportaciones de bienes podría estar volviendo a terreno positivo durante el tercer trimestre. No obstante, advierte de que la volatilidad sigue siendo "elevada" y persisten "algunas dudas" en el corto plazo.



En este sentido, destaca que el comportamiento del sector turístico durante el periodo estival ha sido "menos dinámico" de lo que se esperaba a principios de la temporada, e incluso no se puede descartar una retroceso de la afluencia de turistas en el conjunto del trimestre.



DESACELERACIÓN DEL EMPLEO



En cuanto a la evolución del empleo, indica que la recuperación del mercado laboral siguió perdiendo "tracción" en agosto, y sus estimaciones apuntan a que el tercer trimestre puede saldarse con una desaceleraciónde la afiliación de hasta al 0,5% intertrimestral, mientras que la creación de empleo podría caer un 1% en este trimestre, menor en cualquier caso que la caída del 1,5% del trimestre anterior.



Por último, BBVA Research estima que la inflación se estabiliza, confirmando la ruptura de la tendencia al alza, y apunta que el IPC general se mantuvo en el 2,2% en agosto, en línea con lo esperado, por la estabilización de la inflación energética y por la ligera desaceleración de la inflación subyacente.



De cara al futuro, prevé que la inflación mantenga una trayectoria de "desaceleración gradual", tras habe rdejado atrás los repuntes causados por la subida del precio del petróleo durante el primer semestre del año. En este contexto, estima que la inflación subyacente se mantenga ligeramente por debajo del 1% en lo que resta del ejercicio económico.