Wall Street no se cree el órdago de Musk en Tesla pese a tener sentido

Fuente: WFG
09/08/2018 14:57

MADRID, 08 AGO. (Bolsamania.com/BMS) .- Tesla se disparó el 11% el martes y puso al mercado patas arriba porque su consejero delegado, el excéntrico Elon Musk, dejó caer en su perfil personal de Twitter su intención de sacar a la fabricante de automóviles de bolsa. Para ello, tendría que lanzar una oferta, que cifró en 420 dólares por acción, y para la que aseguró que contaba con financiación. Analistas e inversores no creen que pueda llevar a cabo la operación aunque consideran que sería una buena idea.



El mercado llegó a pensar en un primer momento que se trataba de una broma relacionada con el cannabis. Sin embargo, los posteriores 'tuits' de Musk, junto al correo electrónico que hizo llegar a los empleados de Tesla, confirmaron que iba muy en serio. Musk puso como objetivo para la privatización los 420 dólares por acción (Tesla cerró la sesión del martes en 379,57 dólares).



Los analistas de Berenberg reconocen que la "aprobación de los accionistas de Tesla es el desafío más obvio" en la exclusión de Tesla, por delante de la financiación del movimiento, "que todavía tampoco está muy claro".



Con todo, aseveran que los 420 dólares por acción suponen infravalorar a la compañía, dado tienen un precio objetivo de 500 dólares.



Desde Berenberg señalan además "las amplias repercusiones en la industria del automóvil que implicaría la privatización de Tesla". Y sopesan que "más allá de la sorpresa inicial, este movimiento es más fácil de justificar de lo que parece". Y es que, "permitiría a Tesla acceder más fácilmente a fuentes que puedan financiar las ambiciones industriales de Musk", además de "alejarle de los 'cortos' que acompañan a una compañía en el mercado de valores".



Finalmente, afirman que "la compañía podría abordar con mayor agilidad las oportunidades de expandir su negocio sin la presión de los objetivos financieros a corto plazo" que implica su estancia en el parqué.



Los analistas de la firma alemana destacan también que, de tener éxito, la propuesta "permitiría a los accionistas actuales seguir en la empresa, lo que facilitaría a Tesla preservar en gran medida su estructura ACCIONArial actual". Además, concluyen que "la exclusión le permitiría desatar su verdadero potencial mucho antes de lo anticipado".



Por otro lado, RBC Markets reconoce que "estamos de acuerdo con Elon en que estar en bolsa supone enfatizar más los resultados trimestrales a corto plazo y puede acabar distrayendo a la compañía de su misión a largo plazo". Además, asevera que "el tono y el mensaje de Musk nos llevan a creer que existe una potencial financiación externa". Conocer su identidad "será importante, especialmente para los accionistas que deben decidir si siguen involucrados una vez el acuerdo se lleve a cabo".



Los analistas de la firma canadiense ven a "fondos soberanos, grandes tecnológicas y las VCs (Venture Capitals, es decir, sociedades de capital riesgo) podrían ser potenciales candidatos a proporcionar esa financiación".



Sin embargo, Morgan Stanley se muestra precavido: "Entendemos que Musk defienda que Tesla podría rendir más como una compañía privada, pero es difícil que los mercados puedan respaldar una LBO (Leveragared Buy-Out, es decir, compra apalancada o financiada por terceros) y que Tesla pueda soportar un apalancamiento financiero (endeudamiento) mucho mayor. ¿No es este el momento que los inversores esperaban para salir?".



Precisamente, desde MarketWatch apuntan que numerosos banqueros e inversores han planteado sus dudas sobre la habilidad de Elon Musk para sacar adelante la operación. Y todo a pesar de que el CEO de Tesla afirmó que crearía "un fondo especial con el propósito de permitir a la gente permanecer en Tesla". Ese fondo ha sido descrito como "sin precedentes" por los abogados citados por el sitio web, al querer ser un vehículo apto para dar entrada a todo el mundo.



EL TUIT DE LOS 1.300 MILLONES DE DÓLARES



Ya lo avisó Elon Musk el pasado 17 de junio: "Los 'cortos' de Tesla saltarán por los aires en tres semanas". El 'tuit' de Musk sopesando la posibilidad de sacar a Tesla costó a los 'cortos' posicionados en la compañía 1.300 millones de dólares. Además, en lo que va de año, los 'cortos' de Tesla han perdido aproximadamente unos 3.000 millones de dólares,s egún las estimacioens de Ilhor Dusaniwsky, jefe de los analistas de S3.



No es la primera vez que Musk enuncia un aviso de este tipo. En 2012, ya advirtió de un "doloroso tsunami" a aquellos con 'cortos' en Tesla y al año siguiente, el título se revalorizó cerca de un 500% en el parqué. De hecho, el pasado mes de mayo volvió a predecir "la quemadura del siglo" para los 'cortos' en Tesla, justo después de hacerse con acciones de su propia compañía.