¿'Súper pico' del petróleo? Solo si Irán toma represalias contra Trump

Fuente: WFG
08/08/2018 13:53

MADRID, 07 AGO. (Bolsamania.com/BMS) .- El precio del petróleo pende de un hilo. Así lo aseguran todos los analistas, que ya han alertado de las consecuencias que pueden tener las sanciones impuestas por el Gobierno de EEUU que lidera Donald Trump contra Irán. Hay varios factores que pueden influir para que se produzca un repunte del precio del crudo, que incluso podría llegar a marcar un 'súper pico' si Teherán decide adoptar represalias.



Todos los analistas coinciden en que lo más probable es que las sanciones estadounidenses a Irán repercutan en el precio del petróleo, que irá subiendo en los próximos meses al tiempo que Teherán vaya reduciendo el número de barriles que pone en el mercado. "Es poco probable que esto se refleje inmediatamente, ya que se espera que la producción iraní se mantenga en los niveles actuales por el momento, pero en caso de que entren en juego sanciones más estrictas deberíamos prepararnos para un choque de oferta en el mercado del petróleo que desencadenaría una fuerte subida", dicen los expertos de XTB.



De hecho, este martes el crudo ya repuntó en el mercado, tras la entrada en vigor de las sanciones de EEUU, que significarán no sólo que la mayor parte del crudo iraní se venderá a otros países, sino que además si Trump pretende obligar a sus aliados a que no compren el petróleo de Irán, como parece que así es (ha dicho en Twitter que "quien haga negocios con Irán no los hará con Estados Unidos"), la Organización de Productores y Exportadores de Petróleo (OPEP) luchará por recuperar el suministro perdido, lo que según XTB "hará subir el precio del petróleo".



Por su parte, los expertos de RBC Capital Markets también aseguran que debemos esperar una subida del petróleo, aunque remarcan que puede haber un "súper pico" o un "aterrizaje más suave" de aquí a final de año, dependiendo de si Irán toma o no represalias por estas nuevas sanciones del Gobierno estadounidense. Los analistas de esta firma aseguran en un informe que cabe esperar "guerras indirectas", como por ejemplo la que puede emprender la república iraní contra sus competidores en pleno Golfo Pérsico.



Teherán no muestra signos de plegarse y aceptar los términos que exige Washington, por lo que se estima que no va a abandonar los ejercicios militares, algo que ha dejado caer el propio presidente de Irán, Hasan Rohani, que ha insistido en que Irán no negociará con EEUU mientras esté bajo el régimen de sanciones. Queda por ver si Irán cumple con sus amenazas de bloquear rutas marítimas clave para así reducir los envíos de energía de sus rivales, lo que según los expertos de RBC afectaría, y mucho, al precio del petróleo. "La amenaza marítima del conflicto no puede descartarse", dicen en el informe, en el que destacan que este es uno de los peligros más acuciantes que emerge como "uno de los mayores riesgos al alza del petróleo en el mercado en los próximos meses".



EFECTOS SOBRE LA ECONOMÍA IRANÍ



Las sanciones que ha impuesto EEUU van a afectar, sobre todo, a la economía iraní. Los analistas de RBC señalan que "exacerbará la ya grave crisis económica que atraviesa el país" y servirán para incrementar las tensiones en la región. "El gobierno iraní está luchando por contener los daños económicos" en un momento en el que "el deterioro económico de las condiciones está alimentando las protestas en todo el país", remarcan. Washington ha impuesto sanciones que afectarán a las transacciones del país en dólares, al comercio de oro, a la industria automovilística y a la emisión de bonos soberanos.



Eso para empezar, porque a partir de noviembre las sanciones se extenderán a las exportaciones de petróleo iraní, que como recuerdan los analistas de Oxford Economics en un informe es "la columna vertebral de la economía y la principal fuente de ingresos de Irán".



Se estima que las sanciones sobre las exportaciones de crudo provocarán que se retiren del mercado alrededor de un millón de barriles al día en el primer trimestre de 2019, y el resto de sanciones también asestarán un duro golpe a la economía de Irán. De hecho, en Oxford Economics estiman que el impacto "será peor" que el que tuvieron las sanciones impuestas en 2011. La divisa del país, el rial iraní, se ha depreciado un 18% en lo que va de año, y también ha empeorado el comportamiento de la balanza de pagos y la inflación. Y tras las sanciones, los analistas esperan que la situación se agrave.