La crisis turca se agrava: la lira marca nuevos mínimos históricos

Fuente: WFG
07/08/2018 10:32

MADRID, 07 AGO. (Bolsamania.com/BMS) .- La lira turca ha vuelto a marcar nuevos mínimos históricos y los bonos turcos cayeron mientras crece la preocupación por la disputa diplomática entre Estados Unidos y Turquía. La lira se hundió un 6% este lunes antes de rebotar un 1% este martes.



El tipo de interés del bono a 10 años turco subió un 19% después de que el presidente, Recep Tayyip Erdogan, dijera este sábado que Turquía responderá a las sanciones de Estados Unidos sobre dos de sus ministros por el arresto de un sacerdote estadounidense. El fondo cotizado en bolsa iShares MSCI Turkey cayó un 7,5%, su nivel más bajo desde 2009.



El rebote de la lira turca de este martes se produjo después de que CNN Turquía informara de que una delegación de funcionarios turcos viajará a Washington dentro de dos días para mantener conversaciones. Según CNN Turquía, Estados Unidos y Turquía han llegado a acuerdos previos sobre ciertos temas, aunque no precisó cuáles.



Estados Unidos ha sancionado al ministro de Justicia turco, Abdulhamit Gül, y al ministro de Interior, Süleyman Soylu, por la detención, por parte de Turquía, del pastor evengélico Andrew Brunson, acusado de "terrorismo".



Estados Unidos acusa a ambos ministros de "desempeñar papeles importantes en las organizaciones responsables del arresto del pastor", según el Departamento de Estado, y señala que no han visto pruebas de que el pastor Brunson haya hecho nada mal. "Creemos que es víctima de una detención injusta a manos del Gobierno de Turquía", ha declarado recientemente la secretaria de prensa de la Casa Blanca, Sarah Huckabee Sanders.



Mientras tanto, la actuación del Banco Central de Turquía, al que se considera controlado por Erdogan, no convence a los analistas. "La falta de voluntad para subir los tipos de interés es una señal negativa y es probable que provoque más pérdidas en la lira", dijo Lutz Karpowitz, analista de Commerzbank, en declaraciones a Bloomberg.



"El verdadero problema (de Turquía) es la situación económica y no hay señales de independencia del banco central ni de políticas fiscales más estrictas que son necesarias para estabilizar los precios de los activos", señaló Shamaila Khan, director de renta fija de mercados emergentes de AllianceBernstein.