S&P no se cree las fusiones bancarias anunciadas en Europa

Fuente: WFG
07/08/2018 12:21

MADRID, 06 AGO. (Bolsamania.com/BMS) .- S&P lo tiene claro: no es probable que se vayan a ver grandes fusiones bancarias entre entidades europeas próximamente. La agencia de calificación ha publicado este lunes un informe en el que asegura que sí ve posible fusiones a nivel local, es decir, entre entidades de un mismo país, como las que podrían avecinarse en España, pero no entre bancos de distintos países. Según dice, la fiebre de las fusiones que parece haberse extendido por Europa es "prematura".



En el informe, titulado 'Fusiones y adquisiciones de bancos europeos: más palabras que acción', S&P deja claro que a pesar de que ve "fuertes argumentos" a favor de las fusiones, también cree que la regulación y las condiciones del mercado "todavía no apoyan los grandes acuerdos, en particular las operaciones transfronterizas". Por mucho que la especulación sobre fusiones y adquisiciones se haya disparado como consecuencia de la recuperación económica y los balances más limpios que han presentado los bancos en sus últimos resultados.



No cree que vayan a darse, por tanto, operaciones como la fusión entre Commerzbank y Deutsche Bank, Société Générale y UniCredit, o Barclays y Standard Chartered, de las que tanto se ha hablado en la prensa últimamente, aunque S&P no descarta que las fusiones y adquisiciones nacionales "sigan dominando" y puedan "liderar un proceso moderado" en los próximos meses, sobre todo ante "los bajos niveles observados en los últimos 18 meses" al respecto.



"En muchos sentidos, el sector parece apto para la consolidación", ya que muchos bancos sufren la ineficiencia de los costes y la presión de los márgenes, dice S&P. No obstante, y pese al "inusual" apoyo de algunos responsables políticos a las fusiones al creer que fomentarían e impulsarían la unión bancaria en la Eurozona, la agencia insiste en que "el entorno regulatorio y de mercado aún no da apoyo suficiente a las grandes fusiones y adquisiciones", ha dicho el analista de crédito de S&P Global Ratings, Richard Barnes, que afirma que los movimientos nacionales "conducirán a un aumento moderado de los volúmenes de transacciones en los próximos dos años".



Las fusiones entre bancos medianos en los mercados nacionales más fragmentados podrían ser el punto de partida para llegar a un acuerdo durante esta fase, asegura S&P, que considera que a más largo plazo las fusiones y adquisiciones en el sector bancario serán un movimiento lógico "para la consolidación transfronteriza a gran escala si las barreras actuales no pueden ser derribadas".



Asimismo, la agencia explica que el hecho de que se produzcan o no estas fusiones o adquisiciones no influirá en la calificación de las entidades europeas durante los dos próximos años, que es el horizonte de previsión para la calificación de solvencia que realiza S&P. "La consolidación de los bancos europeos tiene un historial desigual también para los acreedores como accionistas, y las transacciones son típicamente neutras en cuanto a calificaciones, en el mejor de los casos para el comprador una vez completado", ha remarcado Barnes.