Desaparecen 8.000 millones en ladrillo del Popular en el informe de Deloitte

Fuente: WFG
07/08/2018 19:35

MADRID, 06 AGO. (Bolsamania.com/BMS) .- ¿Habría sido mejor llevar el Popular a concurso que resolverlo y venderlo al Santander por un euro? Según Deloitte no, porque las pérdidas habrían sido mucho mayores y habrían afectado a los depositantes... salvo en el caso de los inmuebles adjudicados. Ahí, la consultora rebaja su estimación de quebranto de los 3.423 millones de junio del año pasado a solo 1.476 (en ambos casos, en el escenario más negativo). Y se explica porque en el activo del banco se han volatilizado 8.000 millones respecto a su primer informe.



En el informe preliminar que sirvió de base para la resolución del Popular del 7 de junio de 2017, Deloitte estimaba un déficit de provisiones para los activos inmobiliarios de entre 2.620 millones (en el mejor escenario) y 3.423 (en el peor); en el intermedio, se quedaba en 3.100. Este déficit contribuía a estimar el valor de la entidad entre 1.300 millones positivos y -8.000 negativos.



Sin embargo, en el informe definitivo que se hizo público por fin este martes con la valoración del banco en caso de liquidación (concurso de acreedores ordinario), la auditora-consultora rebaja notablemente este déficit. Ahora sostiene que el valor neto contable de los activos inmobiliarios del Popular era, hace un año, de solo 3.745 millones. El documento establece varios escenarios de liquidación de activos (a los 18 meses, a los 3 años y a los 7), en los que el menor valor de recuperación sería de 2.252 millones. Eso supone un déficit de 1.476 millones (3.745-2.252).



La discrepancia no deriva de que se Deloittepiense que se recuperaría más dinero vendiendo el ladrillo dentro de varios años en vez de liquidarlo de golpe como hizo en realidad el Santander al venderlo a Blackstone; algo, por otro lado, bastante razonable. El origen está en el cálculo del valor neto contable de estos activos, que era de 11.746 millones en el informe preliminar y se ha reducido a 3.745 en el definitivo.



EL MISTERIO DEL LADRILLO DESAPARECIDO



Una diferencia enorme que puede hacer pensar que Deloitte sobreestimó el valor del ladrillo del Popular con las prisas por elaborar el primer informe, ya que el banco podía ir a resolución el cualquier momento (el informe advierte expresamente de la poca fiabilidad de sus cifras por este motivo). Pero es demasiado grande: 8.000 millones. Y, además, la cifra de junio de 2017 es la que recogían las cuentas del Popular en ese momento y la que concuerda con la operación de Blackstone.



Entonces, ¿qué ha pasado? Ni Deloitte ni la JUR respondieron a las preguntas de 'Bolsamanía' sobre este misterio. Tampoco se ha pasado esta cantidad a la partida de crédito -podrían ser créditos con garantía inmobiliaria que estuvieran clasificados como inmuebles- puesto que esta partida ascendía a 82.123 millones en el informe preliminar y queda en 83.330 en el definitivo.



ALISEDA: MÁS MISTERIOS



En nuevo informe de Deloitte sí resuelve a medias otro misterio del primero: las 'joint ventures' (negocios conjuntos) y las participadas por el Popular habrían generado una pérdida de entre 1.526 y 2.412 millones respecto al valor al que las tenía contabilizadas -9.908 millones-. en el informe de hace un año las cifras de este apartado estaban tachadas. Pero tampoco desglosa ahora lo que había conseguido con la venta de cada uno, como WiZink, TotalBank o Allianz Popular.



Y aquí apareceotra enorme inconsistencia. Según Deloitte, la mayor valoración era para Aliseda, el 'servicer' que gestionaba los inmuebles del Popular, del que asegura que la entidad tenía contabilizada una participación del 100% valorada en 3.948 millones. Pues bien, resulta que el Popular había vendido el 51% a Värde Partners en diciembre de 2013 y que el Santander lo ha recomprado por solo 180 millones. No parece que Värde sea tan poco avispado para vender por 180 algo que valdría 1.975. Tal vez esos 3.948 millones sean parte de los 8.000 millones perdidos del ladrillo.