Siemens Gamesa, suministrador de un parque eólico en Países Bajos

Fuente: WFG
03/08/2018 10:48

MADRID, 03 AGO. (Bolsamania.com/BMS) .- SIEMENS GAMESA Renewable Energy, en consorcio con la holandesa Van Oord, ha sido elegido suministrador preferente para la construcción de un proyecto eólico 'offshore' en los Países Bajos con una potencia nominal total de más de 380 (MW). Siemens Gamesa se encargará de las tareas de mantenimiento del parque durante al menos 16 años, según ha informado la compañía.



Por su parte, Van Oord realizará la fabricación e instalación de los cimientos y del cableado, así como de la entrega de todo el equipamiento necesario para el suministro de las máquinas. Ambas compañías trabajarán de forma conjunta en el diseño y ejecución de todo el proyecto. Además, el consorcio cooperará con socios locales y apoyará iniciativas locales para estimular la economía frisia.



En concreto, el proyecto es para la compañía Windpark Fryslân y estará ubicado en el lago IJsselmeer, junto al dique Afsluitdijk, en la región Frisia de los Países Bajos. Se instalarán un total de 89 turbinas del modelo 'SWTDD-130' con una potencia nominal total de más de 380 MW, incluyendo asimismo un contrato de servicio.



El nombramiento como suministrador preferente también incluye la construcción de una isla de conservación de la naturaleza junto al dique de Afsluitdijk. La isla se utilizará durante la fase de construcción y se transformará luego en un área de conservación de la naturaleza. En sus orillas se desarrollarán nuevas áreas naturales, tanto en la superficie como bajo el agua. Esta zona está diseñada como lugar de alimento y descanso de peces y aves.



La firma de los contratos finales se producirá a finales de este año. La totalidad del proyecto supone una inversión de más de 500 millones de euros. Las obras de construcción comenzarán en 2019 y está previsto que esté en pleno funcionamiento a mediados de 2021.



Siemens Gamesa retomó las ganancias en los nueve primeros meses de su año fiscal (octubre-junio), con un beneficio neto de 45 millones de euros, después de haber multiplicado por más de tres su resultado en su tercer trimestre, hasta los 44 millones de euros.



Las ventas durante el tercer trimestre del grupo alcanzaron los 2.135 millones, con un descenso del 21%, mientras que las de los nueve primeros meses del año fiscal ascendieron de 6.504 millones, una caída del 25%, impactadas por el menor volumen de ventas y la reducción de precios de las turbinas.