Ryanair transporta un 4% más de pasajeros en julio pese a cancelar 1.000 vuelos

Fuente: WFG
02/08/2018 11:25

MADRID, 02 AGO. (Bolsamania.com/BMS) .- Ryanair parece haber sorteado con habilidad la huelga que ha afectado a sus vuelos el pasado mes de julio, cuando transportó a 13,1 millones de pasajeros, un 4% más respecto al mismo periodo de 2017. Y todo pese a que la aerolínea se vio obligada a cancelar 1.000 vuelos por las huelgas de control en Europa, frente a 23 anulaciones de un año antes, y a pesar del impacto de las huelgas de pilotos y auxiliares de vuelo de la 'low cost'.



La aerolínea irlandesa logró mantener el factor de ocupación en el 97%, en el mismo nivel que en julio de 2017. En los últimos doce meses la mayor aerolínea de bajo coste de Europa trasladó a 133,5 millones de viajeros, una mejora del 7%, según los datos reportados por la compañía aérea.



"Lamentablemente, más de 200.000 clientes de Ryanair han sufrido la cancelación de sus vuelos en julio debido a las huelgas de ATC (control del tráfico aéreo), en Reino Unido, Alemania y Francia, así como al mal tiempo y las innecesarias huelgas convocadas por pilotos y tripulación de cabina", ha afirmado el director de Marketing de Ryanair, Kenny Jacobs.



Las huelgas de los días 25 y 26 de julio obligaron a la aerolínea a cancelar hasta 600 vuelos en toda Europa, de ellos 400 en España -el 24% de sus vuelos españoles programados esos días-. Ryanair, junto con otras aerolíneas europeas, ha pedido a la Comisión Europea y a los gobiernos europeos que tomen "medidas inmediatas" para prevenir futuras huelgas y la falta de personal de control, que están "trastornando los planes de viaje de los pasajeros en Europa este verano.



La compañía que lidera Michael O'Leary se enfrenta a nuevas convocatorias de paros de sus pilotos en Irlanda, Suecia y Bélgica este mes, a la que podrían sumarse los alemanes. En España, los pilotos han denunciado a Ryanair ante la Audiencia Nacional mientras las negociaciones entre los sindicatos USO y Sitcpla, representantes de los auxiliares de vuelo de la aerolínea en España, y la compañía se han suspendido hasta septiembre, "a pesar de los avances en actitud y diálogo" de la empresa irlandesa en las últimas reuniones.