Delgado fue jefa de los inspectores de Banco Popular cuando suspendió el test de estrés

Fuente: WFG
02/08/2018 16:45

MADRID, 01 AGO. (Bolsamania.com/BMS) .- Han hecho falta 189 años de historia del Banco de España, pero al fin ha ocurrido. Margarita Delgado será la primera mujer que ocupe uno de los dos cargos más importantes de la institución. La nueva subgobernadora fue la responsable de los inspectores de Popular en el momento en el que el banco suspendió los tests de estrés y evidenció sus problemas de solvencia.



En 2012, la consultora Oliver Wymann realizó un test de estrés a la banca encargado por las autoridades europeas para cuantificar el rescate de España que concluyó que, en un escenario adverso, Popular tendría unas necesidades de capital de 3.223 millones de euros. No fue el peor parado, pues cuatro entidades adivinaban un horizonte más desfavorable: Banco de Valencia (3.462 millones de euros), NCG Banco (7.176 millones), Catalunya Banc (10.825 millones) y BANKIA (24.743 millones).



En aquel momento, la coordinadora ejecutiva de los inspectores del Banco de España que trabajaban en Popular era, precisamente, Margarita Delgado. La inspección que coordinaba no detectó este déficit de solvencia o, si lo hizo, sus conclusiones no llegaron a la cúpula del supervisor.



Popular, en todo caso, se comprometió a subsanar estas necesidades de capital por sí mismo, sin recurrir a ayudas públicas a diferencia del resto de entidades suspendidas. Para ello, lanzó una ampliación de capital en noviembre de 2012 para levantar 2.500 millones de euros, el mismo importe que cuatro años después se vio obligado a pedir de nuevoa los accionistas. El aumento de capital de 2012, que ahora se pone en entredicho en el marco del proceso judicial, fue cubierto con exceso de demanda de unos 2.000 millones.



Denuncia de presiones en LIBERBANK



Al año siguiente, la próxima subgobernadora fue ascendida a directora de Inspección I del Banco de España, departamento que se encargaba entonces de supervisar las antiguas cajas de ahorros. Entre ellas se encontraba la actual Liberbank, de cuyo equipo de inspectores formaba parte el actual secretario de la Asociación de Inspectores del Banco de España, José Antonio Delgado Manzanares.



Este inspector acusó a Margarita Delgado de apartarle de la inspección en abril de 2013, precisamente cuando se convirtió en directora de Inspección I, durante su comparecencia ante la comisión del Congreso que investiga la crisis financiera en noviembre.



Siempre según la versión que Delgado Manzanares emitió en el Congreso, la subgobernadora le acusó de "no tener cintura". "Me dijo: técnicamente eres el top one del departamento pero no tienes cintura, no tienes flexibilidad, mandas correos electrónicos que si trascendieran podrías poner en peligro… un riesgo reputacional tremendo", relató ante la comisión.



En todo caso, Delgado formará con el actual gobernador, Pablo Hernández de Cos, un equipo de dirección del Banco de España despolitizado y técnico, pues ambos cuentan con dilatadas trayectorias en la casa. La nueva subgobernadora, licenciada en Ciencias Económicas y Empresariales por la Universidad Complutense de Madrid, se incorporó a la institución en 1988 y tres años después aprobó la oposición de inspectora de entidades de crédito. Gracias a ello, desarrolló su carrera en la Dirección General de Supervisión, pasando por cargos como jefa de grupo, coordinadora ejecutiva (en Popular) y directora.



Dijo que no a ser gobernadora



La primera mujer en ocupar uno de los dos cargos más importantes del Banco de España pudo ser gobernadora. Según explican fuentes conocedoras, Delgado rechazó ser la número uno de la institución porque, en el momento en que se lo ofrecieron, prefería quedarse en Fráncfort para aspirar a una dirección general del BCE.



Hace algunos meses, el finlandés Jukka Vesala dejó su cargo como director general de Supervisión Microprudencial III en el Mecanismo Único de Supervisión (MUS) del BCE, y el puesto estaba vacante cuando el Gobierno decidió quién sucedería a Luis María Linde al frente del Banco de España.



Delgado, directora adjunta de Supervisión Microprudencial I en el MUS, optaba, de acuerdo con las mismas fuentes, al puesto de Vesala, que finalmente recayó en el otro director adjunto del departamento de la nueva subgobernadora, el francés Patrick Amis. Hernández de Cos fue elegido en las últimas horas de vida de la legislatura ‘popular’, el pasado 28 de mayo, y el nombramiento del sustituto de Vesala se produjo un mes después.



En el caso de que Delgado hubiera sido elegida para ser directora general de Supervisión Microprudencial III, habrían sido tres los españoles con puestos de poder en la Supervisión del BCE. Ramón Quintana ostenta desde 2014 la Dirección General de Supervisión Microprudencial II y, por encima, tiene desde junio al exministro de Economía Luis de Guindos, número dos de Mario Draghi.



A estos españoles se suma otra ex del Banco de España. Se trata de Linette Field, actualmente directora adjunta de la Dirección General que dejó el finlandés Vesala y que entre abril y finales de junio había asumido su papel. Field ingresó en el Banco de Españaen 2002 y en la institución fue jefa de Coordinación Internacional y Asesoramiento en las direcciones generales de Supervisión y Regulación entre 2008 y 2013. Actualmente, las direcciones generales del MUS, organismo presidido por la francesa Danièle Nouy, están ocupadas por dos alemanes, un francés y un español.



Esta combinación podría haber sido mitad alemana y mitad española, pero finalmente el MUS decidió elegir a Amis para ser el cuarto director general. Tras este movimiento, Delgado abrió la puerta a volver a Madrid. Este viernes será nombrada subgobernadora por el Consejo de Ministros y en unas semanas ocupará el sillón que deja vacío Javier Alonso.