El Brexit perjudicaría a 7.000 fondos europeos en Reino Unido

Fuente: WFG
01/08/2018 14:23

MADRID, 01 AGO. (Bolsamania.com/BMS) .- Unos 7.000 fondos de inversión domiciliados en Europa con clientes británicos podrían verse perjudicados por el Brexit a no ser que la Unión Europea cambie su posición respecto a la City de Londres una vez formalizado el Brexit.



En una presentación reciente de los negociadores de Reino Unido con su contraparte en Bruselas, los negociadores de la Comisión Europea, los británicos alertaron de que, a no ser que Bruselas permita a los distintos sectores que operan en la City de Londres seguir haciéndolo como hasta ahora una vez formalizado el Brexit, "al menos inicialmente", los intereses financieros que Europa tiene en Reino Unido podrían ponerse en peligro.



En un documento al que ha tenido acceso The Guardian, el gobierno británico señala que el "régimen de equivalencia" de la UE, según el cual los proveedores de Reino Unido tendrían derecho a ofrecer servicios financieros en el área económica europea después del Brexit, no cubre suficientes sectores ni ofrece garantías adecuadas a los bancos y gestoras de fondos de Reino Unido.



Los negociadores británicos están preocupados por las barreras al comercio que podrían levantarse si ambas partes no replantean sus posiciones con un "enfoque renovado". "No existe un régimen de equivalencia de un tercer país para respaldar los derechos de unos 7.000 fondos domiciliados en el Espacio Económico Europeo para comercializar a clientes minoristas de Reino Unido, que hoy operan con el pasaporte", indicaba el documento.



De momento, la UE se resiste e insiste en que no tendrá trato de favor en sus negociaciones del Brexit sobre los servicios financieros. "Lo que funciona para los proveedores de servicios financieros de Estados Unidos tendrá que funcionar para el Reino Unido", es la postura de la UE.



Según The Guardian, si Reino Unido sigue el modelo de la UE y no garantiza un fácil acceso al mercado británico a estos 7.000 fondos domiciliados en Europa, sí les daría un margen de tres años para que pudieran hacer los cambios necesarios para poder operar bajo los planes actuales que están sobre la mesa.