Telefónica no cobrará la primera factura a los clientes de O2 en compensación por los fallos en las altas

Fuente: WFG
01/08/2018 11:38

MADRID, 01 AGO. (Bolsamania.com/BMS) .- Telefónica ha decidido no cobrar a los clientes de O2 la primera factura en compensación por los problemas de tramitación que provocaron retrasos en las altas y obligaron a la operadora a suspender temporalmente durante unos días la contratación de sus servicios.



En una carta remitida a los clientes a la que ha tenido acceso a Europe Press, O2 recuerda que hace unos días tuvo que suspender temporalmente la contratación para centrarse en solucionar los problemas de tramitación con los primeros clientes, así como que, en dicho momento, se comprometió a compensar a estos "por las molestias ocasionadas".



"Hemos decidido no cobrarte la primera factura de servicios de O2, correspondiente al ciclo comprendido entre el 18 de junio y el 17 de julio, y que se pasa al cobro el 1 de agosto, por lo que tu factura será de 0 euros, salvo que hayas realizado algún consumo extra que sí quedaría reflejado", anuncia.



En este sentido, añade que en caso de que el cliente fuera anteriormente usuario de Movistar Fusión es posible que en su factura vea el importe del cargo prorrateado por los días que haya disfrutado del servicio de la otra marca de Telefónica. "Esa cantidad será lo único que pagarás, ya que desde que activamos tu servicio en O2 no te cobramos", incide.



La operadora, que agradece a los usuarios su "compresión y paciencia", recuerda a sus clientes que pueden comprobar su factura en la aplicación y llamar al 1551 o responder al correo electrónico que han recibido si tienen alguna pregunta, sugerencia o cualquier problema.



Telefónica reactivó el pasado 24 de julio en su página web la contratación de los servicios de su nueva marca O2 en España, lanzada el pasado 20 de junio en modo beta, tras corregir los fallos técnicos detectados en los procesos de altas.



La operadora anunció el pasado 12 de julio la desactivación durante unos días de los servicios de O2 tras comprobar que las pruebas iniciales no habían salido como esperaba y estaban provocados retrasos o molestias a los usuarios que ya habían contratado el servicio.



En este contexto, la nueva marca dirigida por Pedro Serrahíma decidió detener la contratación para que todo su equipo se centrara únicamente en esos clientes y dedicar sus recursos y centros de atención a eliminar esta espera.