Tras la tormenta de junio, la Fed toma aire antes de la subida de septiembre

Fuente: WFG
01/08/2018 12:18

MADRID, 31 JUL. (Bolsamania.com/BMS) .- Después de la 'tempestad' de la reunión del 12 y 13 de junio de la Reserva Federal (Fed), en la que el banco central elevó los tipos en 25 puntos básicos por segunda vez en el año y anticipó dos subidas más en 2018, llega la 'calma' de este encuentro mucho más 'light' de agosto, que se espera sirva para tomar aire hasta que llegue un nuevo alza en el precio del dinero en septiembre.



En el encuentro de junio, la Fed incrementó los tipos hasta la horquilla del 1,75%-2%, tal y como esperaba ampliamente el mercado. Sin embargo, también anticipó que subiría los intereses dos veces más a lo largo de 2018, algo que hasta ese momento sólo preveía el 47% de los analistas.



"En esta reunión (de agosto) del FOMC (...) sólo se contará con el comunicado oficial del organismo, ya que no habrá conferencia de prensa ni una actualización de las proyecciones de los participantes del Comité", señalan los expertos de Rabobank, quienes recuerdan que, a partir de enero del próximo año, todas las reuniones de la Fed concluirán con una conferencia de prensa. "Esto hará que las reuniones sean más equitativas -aunque no del todo, porque las proyecciones seguirán actualizándose sólo trimestralmente- en términos de probabilidad de un cambio en la política monetaria. Sin embargo, este año, en las reuniones sin conferencia de prensa, como esta última, no es probable que se produzcan cambios en la política monetaria", explican estos analistas.



Aunque el consenso estima que las siguientes subidas de tipos se producirán en los encuentros del 25 y 26 de septiembre y del 18 y 19 de diciembre, respectivamente, siempre cabe esperar novedades en cualquiera de estas reuniones. Para esta última, desde Robabank no descartan que la orientación de expectativas ('forwarg guidance') pueda ser modificada para incluir la expresión "por ahora" que el presidente de la Fed, Jerome Powell, introdujo en su reciente testimonio ante el Congreso a principios de este mes, cuando dijo que la mejor manera de avanzar es seguir subiendo gradualmente los tipos.



"En la declaración del Comité Federal de Mercado Abierto podría verse esto expresado de la siguiente forma: el Comité espera que, por ahora, nuevos aumentos graduales en el rango objetivo de las tasas de los fondos federales sean consistentes con la expansión sostenida de la actividad económica, las fuertes condiciones del mercado laboral y la inflación cerca del objetivo del 2% del Comité en el medio plazo", precisan desde Rabobank.



LAS NOVEDADES... PARA EL OTOÑO Y EL INVIERNO



Los expertos de Danske Bank están más interesados en 'la luz' que puedan arrojar las actas de la reunión de junio, que se conocerán dentro de un par de semanas, que en el contenido de este encuentro de agosto en sí. Aunque ya se da por hecho que la Fed elevara los tipos otras dos veces más en lo que resta de año, lo cierto es que sigue habiendo discrepancias entre los miembros del FOMC al respecto, tal y como subrayan los analistas de banco danés. Por eso, las actas de la cita de junio resultarán tan reveladoras.



"Seguimos pensando que la Reserva Federal está en camino de realizar dos subidas más (de tipos) este año, una en septiembre y otra en diciembre, lo que está en línea con la propia proyección de la Reserva Federal y los precios del mercado, aunque el comité sigue dividido entre una y dos subidas", señalan estos expertos.



Desde Bank of America Merill Lynch se suman también a la opinión mayoritaria y estiman que este año habrá cuatro subidas de tipos. "La Reserva Federal fue notablemente agresiva en su reunión de junio, apoyando nuestras previsiones, mejorando sus proyecciones económicas y eliminando algunas partes de su orientación de expectativas", indican. "Seguimos proyectando tres subidas de tipos en 2019. Los mercados se acercan a nuestras previsiones para este año pero están descontando casi dos subidas menos de las que nosotros esperamos para el conjunto de 2019", añaden estos analistas.



Los últimos datos macro reafirman la idea de que septiembre traerá una nueva subida de tipos por parte de la Fed. El PCE de junio que se conoció este martes no decepcionó después de que el PIB del segundo trimestre, que se publicó el pasado viernes, se acelerara hasta el 4,1% en la que supone la mayor tasa de crecimiento en casi cuatro años. Los expertos de Julius Baer creen que la Fed se mantendrá optimista en el comunicado de esta reunión respecto a la economía estadounidense y no descartan que deje la puerta más que abierta a esa próxima subida en septiembre. "Esta posibilidad, junto a los sólidos resultados de las empresas, es probable que incrementen aún más las subidas de los activos estadounidenses", anticipan desde Julius Baer.