Los 5 riesgos políticos que amenazan ahora a las bolsas

Fuente: WFG
11/07/2018 08:49

MADRID, 11 JUL. (Bolsamania.com/BMS) .- Los riesgos políticos están muy presentes en los mercados y los expertos tienen bastante claro que son los causantes de que las bolsas se mantengan cautas y no avancen con la suficiente convicción. Es cierto que, desde los mínimos del lunes, 2 de julio, los índices están más animados y suben un día tras otro, pero también lo es que, en vísperas de que arranque la temporada de resultados, la política copa la atención de los inversores y está determinando hacia dónde se mueven las bolsas.



1. La guerra comercial entre Estados Unidos y China y entre EEUU y el mundo. Las tensas relaciones entre Estados Unidos y China se consideran el principal riesgo político ahora mismo para las bolsas, aunque es cierto que la entrada en vigor de los aranceles (por valor de 68.000 millones de euros) en ambos sentidos, que tuvo lugar el pasado viernes, no ha impactado tan negativamente como muchos esperaban. Ahora, habrá que ver cómo se toman los mercados el nuevo paso dado por Donald Trump, que ha anunciado nuevos aranceles sobre productos chinos por valor de 200.000 millones de dólares.



En su periplo por Europa, Trump deberá hacer frente estos días a una UE considerablemente enfadada por los aranceles que Estados Unidos le ha impuesto y los que planea imponerle, especialmente sobre los automóviles. "Si EEUU avanza en su intención de imponer aranceles a la importación de automóviles desde la UE, creemos que la respuesta de la UE seguiría a la anterior respuesta a los aranceles sobre el acero y el aluminio: aranceles de represalia, desafiando la decisión de EEUU", indican los expertos de Deutsche Bank



2. La crisis política en Reino Unido. Theresa May parece haber decidido 'dar un golpe en la mesa', dejar clara su postura de que quiere un Brexit 'suave' -la opción preferida por el mercado- y afrontar las dimisiones de sus ministros (por ahora han salido el del Brexit, David Davis, y el de Exteriores, Boris Johnson) como un reto que tiene intención de superar. La cuestión está en ver si este proceso de 'soltar lastre' y constituir un Gobierno acorde a sus intenciones no acaba llevándosela por delante.



La libra no está sufriendo en exceso por esta situación, descontando, en principio, que el Gobierno de May aguantará. Ocurre lo mismo con la renta variable y con un Ftse 100, que se mantiene tranquilo. Davis descartó la idea de desafiar el liderazgo de May pero Johnson es 'harina de otro costal'. Mujtaba Rahman, director general de Eurosia Group, cree que May tiene un 60% de posibilidades de sobrevivir a un desafío de su liderazgo, lo que representa menos frente al 70% que tenía antes de la renuncia de Johnson.



"Los aliados de May siguen confiando en que ganará un eventual voto de confianza, con el apoyo de los principales parlamentarios que tengan un enfoque pragmático de Brexit y los 20 conservadores pro-europeos", dijo Rahman en una nota.



3. Las decisiones de Erdogan en Turquía. El triunfo aplastante de Recep Tayyip Erdogan en Turquía el pasado 24 de junio tiene una contrapartida: la mayor libertad del líder político para tomar decisiones que, en el caso de la última, parece que se alejan de los planteamientos de la Unión Europea (UE) y de las preferencias del mercado.



Antes de que se impusiera Erdogan, los expertos preferían su victoria a la de la agrupación política en la oposición para que se mantuviera, de alguna manera, el 'statu quo' y evitar así problemas. Sin embargo, también advertían de que era importante ver los movimientos del líder político, para comprobar hasta qué punto apostaba por un mayor aperturismo político.



El nombramiento de sugabinete, este lunes, con su yerno, Berat Albayrak, como ministro de Hacienda y Finanzas no ha gustado al mercado. La llegada de Albayrak y la salida de Mehmet Simsek y Naci Agbal parece que alejan la posibilidad de una normalización de la política monetaria y de una próxima subida de tipos del banco central en julio. Todo ello ha llevado a un nuevo desplome en la lira turca, con el correspondiente impacto en todas aquellas empresas que generan parte de sus ingresos en el país.



4. El populismo de México y lo que está por llegar en Brasil. Los riesgos provenientes de Latinoamérica están ahí y han quedado evidenciados con la devaluación de las divisas, como el peso argentino o el real brasileño. El triunfo aplastante de Andrés Manuel López Obrador en México han dejado claro que los populismos también están en auge 'al otro lado del charco' y ahora habrá que ver hasta qué punto López Obrador pone en valor su ideología de izquierdas y sus ideas radicales, que trató de suavizar durante la campaña.



La siguiente parada electoral en Latinoamérica llegará en octubre y lo hará de la mano de las elecciones en Brasil. De momento, las últimas encuestas revelan que los candidatos favoritos del mercado de cara a las elecciones han quedado rezagados y que el ex-presidente, Lula da Silva, lidera nuevamente la intención de voto. Para los expertos de Pantheon Macroeconomics, la prima de riesgo político es un factor adicional que seguirá lastrando al real.



5. La 'ilusoria' estabilidad política en Alemania. Y si, tras el verano, una de las citas políticas clave serán las elecciones en Brasil, también lo serán las elecciones en Bavaria (Alemania), unos comicios que igualmente se celebran en octubre y que podrían revivir la crisis política que acaba de atravesar el país germano y que ha estado a punto de llevarse por delante al Gobierno de Angela Merkel.



El partido 'hermano' de Merkel, el CSU, se enfrentó recientemente a la canciller alemana y no paróhasta conseguir de ella un acuerdo más duro sobre la inmigración que le permita atraer más votos en estos comicios frente a los partidos con posturas más radicales. En el último momento se evitó la dimisión del ministro de Interior, Horst Seehofer, y líder de la CSU. Sin embargo, habrá que ver qué resultados obtiene el partido en octubre porque, de no ser los que desea, podría señalar de nuevo a la canciller como culpable... con todo lo que ello implica.