La renta fija sí tiene alternativa y los gestores de fondos lo saben

Fuente: WFG
09/07/2018 08:57

MADRID, 09 JUL. (Bolsamania.com/BMS) .- En renta fija, sí hay alternativa al TINA. Desde hace tiempo, con los tipos de interés en niveles ultrabajos y con una previsible futura subida de los mismos en Europa para 2019 por parte del BCE (cuando suben los tipos oficiales, baja el precio de los bonos), entre los gestores de fondos de renta fija se ha instalado el pesimismo y la idea de que “no hay alternativa” (TINA, por sus siglas en inglés) para extraer rentabilidad de este activo conservador. Sin embargo, algunos optimistas quien echar abajo esta visión tremendista, alegando que sí hay nichos de valor entre el universo de deuda invertible, especialmente en el lado de los bonos corporativos de calidad.



Tenaz se muestra Richard Turnill, director mundial de Estrategia de Inversión en BlackRock. A su juicio, el incremento de la incertidumbre en el plano económico justifica la exposición a títulos de deuda corporativa de calidad más elevada. Históricamente, los bonos de alto rating superan en rentabilidad a los bonos con calificaciones más bajas cuando las dudas económicas o de mercado aumentan, dada su mayor calidad crediticia y sus menores riesgos de impago. En estos momentos, y de forma anticipada, las emisiones de bonos de alta calidad se han incrementado en medio de una escalada en la actividad de fusiones y adquisiciones, particularmente el sector de los medios de comunicación. Por su parte, el mercado de bonos de alto rendimiento (por su menor calidad), en detrimento, no es parte del boom de las operaciones corporativas, ya que “muchas empresas con bonos de bajo rating están emitiendo vía préstamos en vez de con bonos”.



Como recuerda Turnill mirando a Estados Unidos, los rendimientos de los bonos corporativos con grado de inversión y menor duración son superiores ahora que la inflación del país. “Vemos a estos activos otra vez jugando su tradicional rol en cartera: preservación del capital, especialmente con el entorno macro aumentando su incertidumbre”, señala.



Markus Allenspach, director de Análisis de Renta Fija en Julius Baer, no espera que la guerra comercial iniciada por las dos grandes potenciales mundiales escale a un punto tal que distorsione el comercio global. Por eso, quizá, “la búsqueda de calidad que estamos viendo es exagerada”, considera, en contraposición a Turnill. No espera que el BCE suba los tipos de interés en los próximos 12 meses, algo que mantendría caros a los bonos en euros. El experto aboga por invertir en renta fija de forma flexible, en “nichos con potencial como bancos sólidos o fabricantes de coches, que han estado bajo presión recientemente”.



Contra el telón de fondo de que el fin del programa de compras del BCE no es problemático y las expectativas de que las tensiones en el comercio global y la volatilidad en Italia continúen disminuyendo este verano, desde Vontobel opinan que hay ahora más valor en el mercado europeo de bonos de alta calidad, especialmente en empresas de países periféricos, en instrumentos subordinados de deuda y en nuevas emisiones primarias. Para Mondher Bettaieb, director de Renta Fija Corporativa de la firma, “estos factores podrían ayudar a revivir la mentalidad de arbitraje de rentabilidades (carry-trade) del corto al medio plazo, lo que a su vez impulsaría los diferenciales durante la segunda mitad del año, con el apoyo continuo de los bancos centrales”.