El Tesoro recauda 4.755 millones y mantiene los tipos negativos a 10 años

Fuente: WFG
05/07/2018 11:35

El Tesoro Público ha colocado este jueves 4.755,74 millones de euros en bonos y obligaciones, dentro del rango medio previsto, y ha mantenido la rentabilidad negativa en la obligación a diez años indexada al IPC de la zona euro.



Los inversores siguen confiando en los títulos de la deuda pública española, ya que las peticiones han superado ampliamente los 8.000 millones de euros, por lo que casi han duplicado lo finalmente adjudicado en los mercados.



En concreto, en la obligación a 10 años indexada a la inflación, el organismo dependiente del Ministerio de Economía ha colocado 923 millones de euros, frente a una demanda de más de 1.400 millones, y lo ha hecho a un tipo de interés marginal del -0,154%, menos negativo que el -0,287% ofrecido en la subasta previa celebrada el 5 de abril.



En el bono a tres años, se han adjudicado 1.565 millones a un tipo marginal del -0,089%, en este caso más negativo que el -0,018% ofrecido en la subasta del mismo tipo de papel del día 7 de junio. La demanda para esta referencia ha superado los 3.400 millones.



El Tesoro también ha subastado una obligación con fecha de vencimiento en 2030 y ha colocado en los mercados 960,56 millones de euros, con una demanda que ha superado los 1.800 millones. El tipo marginal ofrecido en esta subasta se ha situado en el 1,591%, por debajo del 2,159% de la subasta previa con el mismo plazo de vencimiento celebrada el 2 de febrero.



Por último, en las obligaciones con vencimiento en 2041, el organismo ha vendido entre los inversores 1.307,06 millones de euros, muy cerca de los 1.657 millones demandados, y la rentabilidad marginal se ha colocado en el 2,224%, también por debajo del 2,432% de la emisión realizada el 7 de diciembre de 2017.



Con la celebración de la subasta de este jueves el Tesoro da inicio al calendario del mes de julio, para el que están previstas las emisiones de letras a 6 y 12 meses el martes día 10 y otra de letras a 3 y 9 meses el martes día 17, así como otra de bonos y obligaciones el jueves día 19.



"Se trata de un resultado mixto que sin embargo deja un muy buen sabor de boca a los inversores al colocar a la deuda española entre una de las preferidas dentro de la Eurozona. Los últimos vaivenes de las bolsas, debido a la guerra comercial entre Estados Unidos y sus socios, no han logrado afectar al riesgo percibido por invertir en nuestra deuda", comenta Javier Urones, analista de XTB.



"La decisión hace unas semanas del BCE de ampliar las compras de deuda hasta finales de año apoya de forma muy significativa la compra de deuda soberana, actuando de red de seguridad para los inversores. Es de esperar que con los intereses tan bajos que está registrando el Tesoro en las últimas subastas sea cada vez más complicado seguir esta senda de reducción en el coste exigido", añade.