Bankia y Sabadell serán los más perjudicados por el BCE y el impuesto

Fuente: WFG
04/07/2018 08:50

MADRID, 04 JUL. (Bolsamania.com/BMS) .- El retraso del inicio de las subidas de tipos del BCE y el impuesto a la banca que posiblemente establezca el Gobierno tendrán un efecto devastador sobre las entidades españolas, según Morgan Stanley. Las más perjudicadas serán BANKIA, Sabadell y Unicaja, para quienes rebaja de forma drástica sus expectativas.



El banco de inversión norteamericano ha reducido sus previsiones para toda la banca europea sobre la base del retraso en las alzas de los intereses, que son el principal factor para que crezcan sus beneficios. Solo espera una subida de 0,25 puntos de aquí a 2020 (y que no llegue hasta dentro de dos años), cuando hasta ahora estimaba que fuera de 0,50. Este escenario impedirá que el sector lo haga bien en bolsa a pesar de que tiene la valoración más baja desde el Brexit.



Y si hay un país cuyos bancos se verán especialmente perjudicados por ese retraso. Pero además, tiene en cuenta el impacto potencial del impuesto sobre el sector prometido por el PSOE para tapar parte del agujero de las pensiones. La suma de los dos efectos ha provocado una rebaja de sus previsiones de beneficio del 9% como media (entre el 3% y el 15%, según las entidades).



A su juicio, los márgenes solo crecerán un 1% en 2019 (en las operaciones en España), y solo remontarán a partir de 2020. "Es cierto que se está recuperando el crecimiento del crédito, pero creemos que es más lento de lo que habíamos esperado y vemos un potencial limitado para unas sorpresas positivas por el lado de los ingresos". La consecuencia de estas peores perspectivas es que saca a CAIXABANK de su lista europea de valores preferidos (aunque la mantiene en 'sobreponderar') yque rebaja a Unicaja a 'neutral'.



BANKIA Y SABADELL, LOS MÁS DEPENDIENTES DEL BCE



Pero la peor parte se la llevan Bankia y Sabadell, los más dependientes de los tipos por su estructura de balance (hipotecas minoristas y cartera de deuda, respectivamente). Para el primero, reduce sus estimaciones un 10% y su precio objetivo hasta 3,5 euros (antes esperaba verla cotizar en 4,20). Un nivel que haría imposible realizar nuevas colocaciones en bolsa y que obligaría al Gobierno a aplazar su privatización más allá de 2019.



No obstante, espera que las recompras de acciones y los dividendos ofrezcan un colchón a su cotización. La rebaja de estimaciones para Sabadell es aún mayor, del 15,3%. El precio objetivo pasa de 1,90 a 1,65 euros.



En cuanto a los grandes, disminuye el precio objetivo del Santander hasta 6 euros y el de BBVA hasta 7,10. Por último, no espera que CaixaBank cotice por encima de 4,60. su recomendación es 'sobreponderar' para Santander y CaixaBank, y neutral para BBVA.