El Banco de Inglaterra sorprenderá al mercado con mayores subidas de tipos

Fuente: WFG
03/07/2018 12:41

Agosto está marcado en el calendario de los inversores como el mes en que el Banco de Inglaterra (BoE por sus siglas en inglés) acometerá la esperada -y postergada- subida de tipos. El mercado ha descontado algo más de un incremento del precio del dinero durante los próximos 12 meses, pero estas previsiones se podrían ver desbordadas por la acción del banco central, según uno de los ‘halcones’ de su Comité de Política Monetaria.



En estos términos se ha expresado Michael Saunders, conocido por ser uno de los miembros del BoE que más apuesta por la normalización de la política monetaria. En declaraciones a la CNBC ha asegurado que esta postura podría ser demasiado cauta.



El gobernador del banco central, Marc Carney, se lanzó 'a la piscina' a principios de año asegurando "mayores y más rápidas medidas" para recuperar la senda de la normalización monetaria. Una promesa que aún no se ha cumplido, con una inflación que frenó su caída en mayo (+2,4%) tras cuatro meses seguidos de caídas consecutivas. Pero según Saunders, antes de que acabe 2018, esta promesa se cumplirá si las condiciones económicas así lo requieren.



"Si la economía se desarrolla como espero, puede ser que las tasas de interés deban subir un poco más rápido", ha asegurado uno de los miembros más agresivos del banco central, cuyo voto siempre está a favor de las alzas en las tasas.



Sus expectativas también son de las más optimistas entre los banqueros centrales británicos. "Mis expectativas, condicionadas a que el Brexit se desarrolle de una manera suave y gradual, son que la economía siga creciendo en torno al ritmo que hemos visto en los últimos años”, ha previsto. Espera también “que la tasa de desempleo caiga un poco más, y el crecimiento salarial mejore un poco”. En este contexto cree Saunders que “los tipos deben incrementarse un poco más rápido".



En la reunión del mes de junio, el Comité de Política Monetaria decidió mantener los tipos de interés en el 0,5%, por tres votos en contra y seis a favor, una división que hace prever a numerosos analistas que en la quinta reunión del año se dé un incremento de 25 puntos básicos, hasta el 0,75%.