La industria de la Eurozona sigue sufriendo en junio

Fuente: WFG
02/07/2018 10:27

La industria de la Eurozona continúa sin levantar cabeza en lo que va de año. El resultado del PMI manufacturero volvió a retroceder en junio hasta los 54,9 puntos desde los 55,5 del mes anterior para tocar su nivel mínimo de los últimos dieciocho meses. Los empresarios encuestados volvieron a argumentar tanto un menor volumen de producción como una disminución de la demanda y de pedidos nuevos.



La puntuación de este informe desarrollado por la consultora británica IHS Markit fue peor en cinco de las ocho naciones cubiertas, incluyendo Austria y Holanda, las dos regiones con mejores rendimientos en lo que va de año. Alemania retrocedió hasta su rendimiento mínimo de los últimos dieciocho meses (55,9 puntos), así como Francia lo hizo hasta su mínimo de dieciséis y al último puesto de la clasificación (52,5 puntos). Únicamente Irlanda (56,6 puntos) e Italia (53,3 puntos) mostraron mejores puntuaciones, mientras que el aspecto de España (53,4 puntos) se mantuvo estable frente a mayo.



En conjunto, tanto los niveles de producción como de nuevos pedidos han retrocedido desde principios de año. De hecho, los ritmos de expansión de la industria y de nuevos negocios en junio han sido los mínimos de noviembre y agosto de 2016 respectivamente. Como resultado, el impacto sobre el optimismo de los empresarios cayó a niveles de hace dos años y medio.



En términos comerciales, los datos de exportaciones fueron de nuevo débiles y muy por debajo de los datos de enero pese a repuntar ligeramente en mayo. Los principales exportadores mostraron un mes más su preocupación por los potenciales peligros que las políticas proteccionistas podrían tener sobre sus negocios. Pese a todo, Holanda yGrecia mejoraron sus cifras de mayo en términos comerciales. En contraposición, el ritmo de expansión de Alemania, Irlanda y España se moderó durante el sexto mes del año.



La capacidad de creación de empleo del sector volvió a repuntar en junio, en especial en Alemania, Italia e Irlanda. Las restricciones sobre la producción volvió a motivar a las empresas a salir al mercado laboral, sin embargo, el ritmo de crecimiento de la ocupación se relajó a niveles de hace 22 meses.



El coste de producción ascendió a máximos de los últimos cuatro meses, mientras que el tiempo de entrega de proveedores volvió a extenderse. En contraposición, la inflación de los precios de venta tocó un mínimo de nueve meses pero continuó mostrando cierta robustez.