El Banco de México cumple el guión y sube los tipos de interés hasta el 7,75%

Fuente: WFG
21/06/2018 20:26

El Banco de México ha decidido incrementar en 25 puntos básicos el objetivo para la Tasa de Interés Interbancaria a un día a un nivel del 7,75%, en línea con las previsiones del consenso. El banco central comenta que "algunos riesgos para la inflación han comenzado a materializarse", lo que justifica esta subida en el precio del dinero. Tras su decisión, el peso se aprecia un 0,6%, hasta 20,26 pesos por dólar, en su quinta jornada consecutiva de ganancias.



"Los indicadores disponibles sugieren que la economía mundial aumentó su ritmo de expansión durante el segundo trimestre de 2018. No obstante, se advierten indicios de divergencia entre las principales economías avanzadas. En particular, en Estados Unidos se espera un repunte más fuerte de la actividad económica, en parte en respuesta al estímulo fiscal adoptado, lo cual en un contexto de baja holgura, puede conducir a mayores presiones sobre la inflación", afirma el Banco de México, conocido popularmente como Banxico.



"Si bien los pronósticos de crecimiento para la economía mundial para 2018 y 2019 se han mantenido prácticamente sin cambio, ha aumentado la incertidumbre en el corto plazo y se han acentuado los riesgos a la baja para el mediano plazo. Entre estos destacan un aumento en las medidas proteccionistas, un posible apretamiento en las condiciones financieras derivado de sorpresas inflacionarias, y el escalamiento de riesgos geopolíticos", afirma el banco central.



"En este entorno, se ha observado un fortalecimiento generalizado del dólar y una mayor aversión al riesgo a nivel global. A ello también han contribuido las tensiones en materia comercial y otros factores de índole geopolítico. Todo ello ha conducido a una recomposición de carteras de inversión hacia activos más seguros. En este contexto, la mayoría de las divisas de economías emergentes registraron una depreciación considerable y una mayor volatilidad", señala Banxico.



En el caso de México, "desde la última decisión de política monetaria el peso presentó una depreciación adicional y un aumento en la volatilidad. Dicho comportamiento estuvo influenciado tanto por el entorno externo adverso antes descrito, como por otros factores, tales como la falta de acuerdos en el proceso de renegociación del Tratado de Libre Comercio (TLCAN) y la incertidumbre asociada al proceso electoral. Por su parte, las tasas de interés presentaron incrementos, especialmente las de menores plazos".



Banxico prevé que la economía seguirá transitando por un panorama complejo, tanto en el ámbito externo como en el interno, lo que hace particularmente relevante que, además de seguir una política monetaria prudente y firme, se impulse la adopción de medidas que propicien una mayor productividad y que se consoliden sosteniblemente las finanzas públicas.



Sobre la inflación, comenta que algunos de los riesgos al alza para la inflación han comenzado a materializarse. En particular, se ha observado una mayor depreciación del tipo de cambio y presiones sobre los precios de las gasolinas y del gas asociadas a incrementos en sus referencias internacionales. En caso de persistir estos factores, se afectaría el ritmo de disminución de la inflación.



En cuanto a los aranceles impuestos por Estados Unidos y las medidas equivalentes anunciadas recientemente por México, se estima que su impacto sobre la inflación sea acotado y de corta duración. Tomando en cuenta lo anterior, se ha acrecentado el riesgo de que la inflación presente un ritmo más lento de convergencia a su objetivo que el previsto anteriormente, lo que podría retrasar el logro del objetivo de 3% de no modificarse la postura monetaria.



"Ante la presencia y posible persistencia de factores que, por su naturaleza, impliquen un riesgo para la inflación y sus expectativas, la política monetaria se ajustará de manera oportuna y firme para lograr la convergencia de esta a su objetivo de 3% y fortalecer el anclaje de las expectativas de inflación de mediano y largo plazos para que estas alcancen dicha meta", concluye Banxico.