MásMóvil se prepara para retener a sus clientes ante el premium sencillo de O2

Fuente: WFG
13/06/2018 09:42

MADRID, 13 JUN. (Bolsamania.com/BMS) .- MásMóvil asistía este martes al lanzamiento de la marca O2 en España por parte de Telefónica y lo hacía casi sin inmutarse en bolsa, con una caída de apenas el 1%. La operadora ya esperaba la jugada de Telefónica después de las filtraciones que hubo en mayo. Por su parte, Telefónica ha evitado entrar en una guerra de precios evidente con una oferta ligeramente más cara que la de MásMóvil.



Aun así, los analistas advierten de que esta actuación de Telefónica, reforzando su estrategia multimarca y lanzando O2, busca realmente captar los clientes que MásMóvil le está "robando". Para Iván San Félix, experto de Renta4, el lanzamiento de O2 es una respuesta "clara" al hecho de que está perdiendo cuota de mercado de forma evidente en la parte baja del espectro de clientes. "Este lanzamiento es para recuperar parte de lo perdido", afirma San Félix. "Va encaminado a competir en la parte media, que ahora se está yendo a MásMóvil", precisa.



Eduardo García Argüelles, analista de GVC Gaesco Beka, también tiene claro que el servicio "premium y sencillo" que ha lanzado Telefónica con O2 va dirigido al 'mid-market', y destaca el hecho de que, frente a lo que se había especulado, Telefónica ha evitado dirigir O2 al segmento 'low cost'. "La marca O2 es muy valiosa en otros países y dirigirla al segmento 'low cost' podría haber tenido un efecto de erosión de marca", advierte.



García considera que MásMóvil se reforzará en estos meses hasta que llegue septiembre y tenga lugar el lanzamiento definitivo de O2 -ahora saldrá en 'modo prueba'- y explica que podría hacerlo de distintas formas. "Claro que lanzarán algo", afirma tajante."Por ejemplo, podrían prolongar el tiempo de las tarifas planas que lanzaron en abril y que tienen su fecha tope en junio y julio; o podrían reforzarse en televisión, que es lo que les falta", señala este experto. Aun así, para este analista de GVC es importante el hecho de que O2 no haya lanzado ofertas especialmente bajas (la de móvil asciende a 20 euros al mes y la de fibra-móvil, a 45 euros al mes) porque, precisa, a ningún operador le interesa "tirar los precios".



Así pues, O2 nace con vocación de hacerse con los clientes de espectro medio ("con la clase media", señalan estos expertos a 'Bolsamanía'), con la mirada puesta en los clientes de MásMóvil pero con la idea de no bajar los precios en exceso para conseguir esos clientes. Su fortaleza, ese espíritu "premium sencillo" con el que se ha vendido, una expresión ambigua que tiene mucho que ver con el artífice de la Estrategia Multimarca de Telefónica, Pedro Serrahima. "(Serrahima) siempre ha hecho hincapié en la sencillez e hizo un gran trabajo con Pepephone", explican desde GVC. "Su impronta se caracteriza por la fuerte marca, bajos 'legacies', plantilla limitada y operadores que funcionan muy bien, con una oferta clara, precisa y sin letra pequeña", añaden.



El lanzamiento de O2 supone que Telefónica avanza en su política multimarca ya que era la única operadora en el mercado español sin una estrategia clara en este sentido. MásMóvil tiene a Yoigo, MásMóvil, Pepephone y Llamoya y Orange, a Orange, Jazztel, Simyo y Amena. Con el lanzamiento de O2, Telefónica ya opera con tres marcas en España: Movistar ("servicio de alta calidad"), O2 ("servicio premium sencillo") y Tuenti (servicio 'low cost').