Lara entrega al Sabadell 70 millones en acciones junto al edificio Planeta

Fuente: WFG
11/06/2018 08:38

MADRID, 11 JUN. (Bolsamania.com/BMS) .- La venta de la sede de la editorial Planeta en Barcelona al BANCO SABADELL como pago de una deuda de 200 millones de la la familia Lara se ha completado con la entrega de otros 70 millones en acciones del propio banco. De esta manera, Inversiones Hemisferio (la sociedad patrimonial de los Lara) saldará el total de la deuda que mantenía con el banco catalán, aunque la operación aún no está cerrada por la caída de la cotización en las últimas semanas.



Según fuentes cercanas a Hemisferio, esta reestructuración de la deuda se ha producido a pesar de la posición de José Manuel Lara García, hijo mayor de José Manuel Lara Bosch (fallecido en 2015). Pero Lara García se ha quedado en una posición minoritaria tanto en la editorial -donde fue destituido como consejero delegado en febrero, y poco después dejó el consejo de Atresmedia- como en Hemisferio, ambas controladas por José Crehueras con el apoyo de sus hermanos. Y ha sido el citado Crehueras el artífice de la cancelación de los créditos con el banco que preside Josep Oliu.



La deuda total con el Sabadell ascendía a 270 millones, según las fuentes citadas. El pago se ha producido por dos vías. Por un lado, la venta del emblemático edificio de Editorial Planeta en la Diagonal de Barcelona por un valor en torno a 200 millones, que se anunció el 25 de mayo. La segunda vía es la entrega de acciones del propio banco por un valor de mercado actual cercano a los 70 millones.



La transacción no se ha cerrado aún a la espera de la valoración definitiva del inmueble. Además, la caída de la acción del Sabadell en bolsa en las últimas semanas ha reducido el valor del paquete que Lara va a entregar, por lo que ambas partes están negociando si es suficiente o si tiene que aportar algún activo adicional. Esta operación se completa con la dimisión del propio Lara como consejero del banco.



HEMISFERIO, AL BORDE DEL CONCURSO



Esta cancelación de deuda está motivada por la insostenible situación de Hemisferio, cuyo pasivo es superior al activo y, en consecuencia, puede afrontar un concurso de acreedores. Según las fuentes consultadas, su deuda total se sitúa en torno a 700 millones. La patrimonial de los Lara ha llegado a esta situación por la pérdida de valor durante la crisis de muchas de sus inversiones, como por ejemplo su participación en el capital del Sabadell.



La familia es accionista del banco desde su salida a bolsa en 2001 e invirtió a lo largo del tiempo cerca de 680 millones que le sirvieron para alcanzar el 5,1% del capital (luego se fue diluyendo en las sucesivas ampliaciones de capital). A cierre de 2016, Hemisferio valoraba esta inversión en 264 millones, lo que implica unas pérdidas superiores a 400 millones.



El primer paso para esa reestructuración ha sido saldar la deuda con el propio Sabadell mediante la entrega del edificio y de las acciones. La entidad niega que estos títulos hayan sido financiados por el propio banco (eso le obligaría a restárselos del capital o incurriría en las mismas irregularidades que la ampliación de capital del BANCO POPULAR en 2016) y asegura desconocer si su compra se hizo a crédito o con recursos de la propia Hemisferio.



Esta acción permite un alivio de la desesperada situación de Hemisferio, La cuestión es si será suficiente para evitar el concurso.