Los carburantes tocan nuevos máximos tras once semanas de subidas

Fuente: WFG
07/06/2018 11:12

El precio medio del litro de gasolina y de gasóleo ha subido por undécima semana consecutiva y alcanza así nuevos máximos. Desde la espiral alcista del pasado mes de marzo, el precio del crudo se ha encarecido hasta un 10%.



El litro de gasóleo se ha encarecido esta semana un 0,16% y ha alcanzado los 1,242 euros. Se trata de un nuevo máximo anual y de unos niveles que no se veían desde diciembre de 2014, según datos del Boletín Petrolero de la Unión Europea (UE) recogidos por Europa Press. El litro de gasolina, por su parte, ha repuntado un 0,15% y ha llegado a los 1,337 euros. También se trata de un precio máximo desde junio de hace tres años.



De esta forma, los precios de los carburantes siguen con la tendencia alcista en la que entraron desde finales del pasado mes de marzo, agravada por las tensiones geopolíticas que llevaron al petróleo a una escalada imparable, hasta superar hace unas semanas los 80 dólares. Desde ese cambio de tendencia en marzo, el precio del litro de gasóleo acumula un encarecimiento de más del 10%, y la gasolina, de un 9,6%.



El precio del barril de petróleo Brent, de referencia para Europa, cotizaba este jueves en 75,73 dólares, mientras que el barril de crudo Texas, de referencia en EEUU, se intercambiaba a 64,96 dólares.



UN 9% MÁS CARO QUE A PRINCIPIOS DE AÑO



Respecto a los precios iniciales del año 2018, el precio del litro de gasóleo se ha encarecido un 9,2%, mientras que la gasolina ha subido un 8,2%. Actualmente, llenar un depósito de 55 litros de gasolina supera los 73,53 euros, 5,6 euros más que a comienzos de año. Y en el caso del gasóleo, el llenado de un depósito de 55 litros supone para el consumidor un gasto de 68,31 euros, también unos 5,6 euros más con respecto a principios de año.



No obstante, la gasolina es más barata en España que en la media de la UE y la zona euro, donde el precio de venta al público del litro de combustible Euro-Super 95 se sitúa en 1,475 euros y 1,517 euros, respectivamente, mientras que el litro de gasóleo cuesta 1,373 euros en la media de la UE y 1,373 euros en la eurozona.



El menor nivel de precios finales con respecto a los países del entorno es debido a que España, pese a las subidas del IVA, a los mayores impuestos y a los nuevos gravámenes al biodiésel, aún tiene una menor presión fiscal respecto a la media de la UE.