Praet (BCE) confirma que el fin de 'QE' se debatirá la próxima semana

Fuente: WFG
06/06/2018 10:18

El Banco Central Europeo (BCE) vuelve al trabajo el próximo 14 de junio en Riga, tras una reunión en abril que dio pocas pistas sobre las futuras decisiones del regulador. Uno de los miembros del Consejo de Gobierno, Peter Praet, ha asegurado este miércoles que el debate sobre el fin del programa de compra de activos ('QE') será uno de los puntos principales de la cita, con la inflación de vuelta en el panorama de la Eurozona.



La fecha en principio está estipulada en septiembre, momento en el que el BCE dejará de dedicar 30.000 millones de euros mensuales a la compra de bonos. Sin embargo, apenas a tres meses de tal escenario, el organismo que preside Mario Draghi no ha confirmado tal hecho. La idea de extender las compras "más allá" si fuera necesario continúa apareciendo en el mensaje de la entidad con cada nuevo anuncio. No obstante, Praet parece haber arrojado algo de luz sobre el interrogante.



"Existen señales de convergencia entre los niveles de inflación y nuestro objetivo", con el índice subyacente de precios y los mayores salarios "apoyando nuestra confianza de que la inflación alcance un nivel menor, pero cercano al 2%, en el medio plazo", afirmó el miembro del Consejo. "Las menores expectativas del mercado a mayores extensiones de nuestros programas han estado acompañadas por expectativas de precios cada vez más consistentes", añadió.



El mercado pronosticaba el anuncio de tal decisión para julio, sin embargo, las últimas palabras de Praet sugieren que tal debate se mantenga la semana que viene. "La semana que viene, el Consejo de Gobierno tendrá que analizar si el progreso obtenido es suficiente para garantizar una retirada gradual de nuestrascompras netas de activos", aseguró el alemán.



Tras sus palabras, el euro ha tocado máximos de los últimos diez días y se intercambia en los 1,1752 dólares. Además, las primas de riesgo de las grandes economías del bloque están acelerándose, con el interés del bono español en el 1,46%, por el 0,43% que ofrece el 'bund' alemán.