Santander, Telefónica y BBVA tiemblan ante la crisis del real, el peso y la lira

Fuente: WFG
18/05/2018 10:29

MADRID, 18 MAY. (Bolsamania.com/BMS) .- El terremoto que se está produciendo en las divisas emergentes está teniendo su particular impacto en las compañías españolas más expuestas a los países donde la situación, casi de golpe, se ha tornado realmente preocupante. Hay tres divisas que están sufriendo especialmente (el real brasileño, el peso argentino y la lira turca) y hay tres empresas (las que más ponderan en el Ibex junto con INDITEX) a las que esta situación les afecta directamente: Santander, Telefónica y BBVA.



El resucitado tándem entre un dólar fuerte y un alto rendimiento de la deuda soberana de EEUU ha lastrado a los mercados emergentes y muchas de sus divisas están viviendo su peor semana desde que Donald Trump ganó las elecciones en noviembre de 2016. A los mínimos históricos del peso argentino del lunes y de la lira turca del martes, ha seguido el desplome del real brasileño hasta mínimos de dos años, lo que ha llevado al banco central del país a echar el freno a su prolongado ciclo expansivo de un año y medio.



Ante este panorama, Santander, que obtiene un 29% de sus ingresos de Brasil y casi un 4% de Argentina, se deja un 3,5% en la semana. BBVA, que recibe de Turquía en torno al 14% del total de sus ingresos y de Argentina el 5%, cede casi un 3% en el acumulado de estas cuatro sesiones. En cuanto a Telefónica, pierde un 3,5% desde el lunes y, desde finales del mes de abril, cuando comenzó esta crisis de divisas en los emergentes, se deja más de un 4%. Un 23% de los ingresos de Telefónica proviene de Brasil y un 6,7%, de Argentina.



En Brasil, primer mercado para Santander y segundo para Telefónica por nivel de ingresos, el banco central trata de aliviar la tensión cambiaria con los tipos de interés en el 6,50%. El contexto político también preocupa allí. De hecho, en la última presentación de resultados, Ana Botín, presidenta de Santander, tuvo que responder las preguntas de los periodistas sobre las próximas elecciones generales que se celebran en octubre de este año y sobre hasta qué punto les preocupa el resultado de las mismas. Las últimas encuestas revelan que los candidatos favoritos del mercado de cara a las elecciones han quedado rezagados y que el ex-presidente, Lula da Silva, lidera nuevamente la intención de voto. Para los expertos de Pantheon Macroeconomics, la prima de riesgo político es un factor adicional que seguirá lastrando al real, que se ha desplomado un 10% desde finales de marzo.



La crisis de los emergentes, que prácticamente ningún experto se atreve ya a negar, arrancó con el ‘canario en la mina’ argentino. El peso tocó un mínimo en las 25 unidades contra el dólar este lunes y también el martes, en medio de una fuga de capitales después de que Mauricio Macri, presidente argentino, pidiera la semana pasada la ayuda expresa del Fondo Monetario Internacional (FMI). La situación en Argentina ha hecho que la atención se gire hacia Telefónica tanto por lo que este mercado representa para la operadora en porcentaje de ingresos como, sobre todo, en lo que respecta a la salida a bolsa de su filial allí. En el mercado ya se comenta que esta operación, para la que no se había fijado una fecha concreta pero que se esperaba para la segunda mitad del año, ha quedado paralizada. Los expertos consideran que no tendría sentido llevarla a cabo ya que el objetivo de Telefónica es conseguir la máxima cantidad posible para reducir su abultada deuda y, dada la 'sangría' de la divisa, al hacer el cambio a euros esta cantidad sería muy inferior a la estimado (se especulaba con una cantidad de 1.500 millones de euros por el 30% de la compañía).



La lira turca, por su parte, ha sufrido uncontagio tras lo vivido con el peso argentino y se ha desplomado hasta el cambio nunca visto de las 4,50 unidades por dólar este miércoles, presionada también por las inminentes elecciones en el país. BBVA continúa defendiendo su posición en Turquía de la mano de Garanti Bank, del que posee un 49,85%. En febrero del año pasado, BBVA aumentó su participación en la entidad con la adquisición de otro 9,95% de la misma por 859 millones de euros. Turquía es el segundo mercado para BBVA por detrás de España, que representa el 25,3% de sus ingresos.



Los expertos anticipan que la fortaleza del dólar continuará haciendo mella en estos países aunque llaman a la calma ante una reacción de los emergentes que comparan con el 'taper tantrum' (el impacto producido por la retirada de estímulos por parte de la Fed) y que aseguran que será pasajera.