Rabobank recomienda comprar bonos españoles e ignora la situación en Cataluña

Fuente: WFG
15/05/2018 08:59

MADRID, 15 MAY. (Bolsamania.com/BMS) .- A los expertos de Rabobank no les preocupa ni Cataluña ni lo que ocurra en las próximas elecciones generales que, desde su punto de vista y atendiendo a las encuestas, podría pasar por la derrota del Partido Popular. La situación política de España no supone para ellos un riesgo suficiente como para disuadirles de recomendar deuda pública española en un contexto en el que, desde su punto de vista, ha cambiado la percepción de los países periféricos, incluido España.



"El recientemente adquirido estatus de inversión de bajo riesgo de los bonos españoles y el retorno relativamente elevado que aún ofrecen constituirá una combinación alcista", adelantaban desde Rabobank en un informe publicado hace unas semanas. Ahora, en otro análisis dado a conocer este fin de semana, indicen en la idea de que hay que comprar deuda pública española. Así, plantean una estrategia que consiste en ponerse largos en bonos españoles a 10 años (que actualmente arrojan una rentabilidad del 1,31%) y cortos en bonos alemanes a 10 años (con una rentabilidad del 0,59%). "Entrada (89 puntos básicos); Objetivo (60 puntos básicos); Stop (105 puntos básicos)", detallan estos analistas en su recomendación.



Este último informe de Rabobank ni tan siquiera menciona la situación política que se vive en Cataluña, cuyo último capítulo pasa por la investidura como presidente de la Generalitat de Quim Torra, del que se ha destacado su carácter especialmente radical que puede llevar a complicar aún más las relaciones entre la Comunidad Autónoma y el Gobierno español. Más allá de esta realidad, y del fracaso del Partido Popular al que aludían en su informe previo (junto con la entrada de Ciudadanos en el Gobierno), estos analistas insisten en la idea de que los mercados de deuda periférica han cruzado el 'Rubicón' este año y de que los diferenciales están experimentando su 'último hurra' posterior a la crisis.



Recalcan desde Rabobank que los mercados periféricos de deuda se han desvinculado este año de los activos de riesgo y también que el contagio entre unos y otros, que hace no tanto constituía un riesgo claro, es mucho menor.



"En primer lugar, se ha visto que (los mercados periféricos de deuda) comienzan a cambiar hacia un estado de beta inferior, lo que significa que España continúa ofreciendo valor sobre una base ajustada al riesgo incluso a la luz del reciente pronunciado estrechamiento de los diferenciales. En segundo lugar, se observa un descenso notable del riesgo de contagio. Esto es clave ya que significa que los inversores en España son mucho menos vulnerables a las consideraciones políticas italianas de lo que históricamente ha sido el caso", aseguran desde Rabobank.



ITALIA: MEJOR UN GOBIERNO QUE NUEVAS ELECCIONES



Europa no se está contagiando de la preocupación por el futuro político en Italia porque, de momento, ni siquiera se observa dicha preocupación en el mercado italiano. El FtseMIB italiano se mantiene tranquilo y también la prima de riesgo, que cae un 1%.



La formación de un Gobierno en la tercera economía de la Zona Euro, aunque esté integrado por dos partidos radicales con ideas anti-europeas, parece que gusta más a los mercados que el hecho de tener que repetir elecciones. "El mercado lo interpretará positivamente (la formación de un Gobierno) porque evita repetir elecciones y dinamizará la economía en el muy corto plazo", señalan los analistas de BANKINTER.



Estos expertos advierten, sin embargo, que el hecho de que el primer ministro sea un político en lugar de un tecnócrata es un "detalle" que el mercado no encajará positivamente. "El impacto final de todo esto será ligeramente positivo para las bolsas, que suelen preferir un Gobierno para Italia difícil de entender que ningún gobierno", añaden estos analistas.



Sin embargo, en general los expertos siguen mostrándose cautelosos porque se abre un panorama de incertidumbre ante lo que pueda deparar un Gobierno con este perfil 'anti-establishment' en Italia. Desde Berenberg insisten en que Italia continuará siendo un riesgo clave para Europa y avisan de que, aunque los mercados han actuado hasta ahora con bastante calma, la falta de disciplina fiscal en combinación con algunas reversiones de las reformas podrían potencialmente sembrar las semillas de una nueva crisis italiana una vez que termine la actual recuperación cíclica. "Los riesgos no son inminentes, pero Italia constituye una preocupación seria a largo plazo", avisan.