Wall Street cae con fuerza lastrado por Alphabet, Facebook y Amazon

Fuente: WFG
24/04/2018 22:21

Wall Street cierra con fuertes pérdidas (Dow Jones: -1,73%; Nasdaq: -1,7%; S&P 500; 1,34%) tras una nueva avalancha de resultados empresariales, con lo que el Dow Jones suma ya cinco sesiones en negativo. Los números rojos han destacado en el sector industrial, pero también en el tecnológico.



Entre las empresas que han publicado sus cuentas, la operadora de telecomunicaciones Verizon ha subido un 2,08% y ha liderado los avances en el Dow Jones, seguida General Electric (+1,1%) y Pfizer (+0,71%).



Aunque la mayoría de compañías han cerrado en negativo. Dentro del Dow, ha destacado sobre todo el desplome del 6,83% del conglomerado industrial 3M tras publicar sus cifras. Otro valor muy bajista que ha publicado sus cuentas es Caterpillar, que se ha dejado un 6,2%. Además, el grupo químico DowDuPont ha caído un 3,7%, seguido de la aseguradora Travelers (-3,17%) y Boeing (-2,9%).



Las pérdidas en el sector tecnológico también son muy destacadas. En el Dow, Apple ha caído un 1,4% y Microsoft, un 2,34%, aunque la peor parte se la han llevado compañías del Nasdaq como Facebook (-3,7%), que mañana presenta resultados tras el cierre de mercado.



Mención especial para Alphabet, la matriz de Google, que presentó ayer sus cifras y se ha desplomado un 4,45%. Aunque las ventas han sido generalizadas en las grandes tecnológicas, ya que Netflix ha perdido un 3,66% y Amazon, un 3,8%. El gigante del comercio electrónico fundado por Jeff Bezos presentará sus cifras el jueves.



EL BONO A 10 AÑOS TOCA EL 3%



Otro de los temas fundamentales de la sesión es que la rentabilidad del bono a 10 años ha tocado el 3% por primera vezdesde enero de 2014, y que el rendimiento del bono a 2 años ha tocado el 2,5%, máximo desde septiembre de 2008. Al cierre del mercado, el bono a 10 años marca el 2,99%. En el mercado de divisas, el euro se aprecia un 0,23%, hasta 1,2236 dólares.



Jasper Lawler, analista de London Capital Group, afirma que los rendimientos de los bonos de corto plazo suben porque anticipan "más subidas de tipos por parte de la Fed y el final de los estímulos monetarios de otros bancos centrales".



Al mismo tiempo, las crecientes expectativas sobre la inflación en EEUU provocan que los rendimientos a más largo plazo sigan el ejemplo. "Eso es bueno", argumenta Lawler, porque "los rendimientos a más largo plazo en realidad necesitan subir para evitar que la curva de rendimiento se invierta".



LA TEMIDA INVERSIÓN DE LA CURVA



El temor de los inversores en renta variable es que se produzca una inversión de la curva de tipos. Esto se debe a que todas las recesiones en Estados Unidos desde mediados de 1970 se produjeron meses después de que la rentabilidad del bono a 2 años superase a la del bono a 10 años.



Al mercado le preocupa que la curva de rendimientos se esté aplanando, ya que la rentabilidad del bono a 2 años está subiendo mucho más rápido. Sin embargo, también hay analistas, como Andrew Adams, de la firma Raymond James, que recuerdan el buen comportamiento de las bolsas cuando se ha producido un aplanamiento de la curva.



Por otra parte, como factor negativo, muchos grandes inversores comienzan a rotar sus carteras, ya que una rentabilidad del 3% por parte del bono americano a 10 años actúa como un activo refugio para las manos fuertes. Esto, al mismo tiempo, eleva la prima de riesgo de las acciones estadounidenses y perjudica su potencial de revalorización.



EL PETRÓLEO SE GIRA A LA BAJA



En el mercado de materias primas, el barril West Texas, referencia en Estados Unidos, cae un 1,2%, hasta los 67,79 dólares, tras superar en los primeros momentos del día los 69 dólares.



El 'oro negro' ha frenado su avance de los últimos días después de que Donald Trump haya comentado, durante su encuentro con el presidente de Francia, Emmanuel Macron, que respetará el pacto nuclear alcanzado con Irán.



El Gobierno francés es uno de los principales valedores del acuerdo, lo que a su vez aleja la posibilidad de que el régimen iraní sufra nuevas sanciones internacionales en lo que respecta a su producción de petróleo.