Wall Street anticipa una apertura plana con los resultados empresariales como protagonistas

Fuente: WFG
20/04/2018 13:53

MADRID, 20 ABR. (Bolsamania.com/BMS) .- Wall Street anticipa una apertura plana. Los tres principales índices de la Bolsa de Nueva York apuntan a ligeras subidas, después de que este jueves cerrasen con caídas, lastrados por el mal comportamiento de Apple, Intel y los chips. Los resultados empresariales continúan esta semana y los inversores están atentos al precio del petróleo.



Este viernes ha sido el turno de General Electric. La compañía ha superado con sus cuenta las expectativas del consenso de analistas. GE ha registrado una pérdida neta de 14 centavos por acción. Los ingresos totales del grupo en el primer trimestre aumentaron un 7% hasta los 28.600 millones de dólares. En términos ajustados, General Electric ha elevado su dividendo a 16 centavos, respecto a los 11 centavos previstos por los analistas.



Las acciones suben un 6% en las operaciones previas a la apertura. El primer trimestre es un paso adelante en nuestro plan de 2018 y estamos viendo señales de progreso en nuestro desempeño", ha afirmado el presidente y consejero delegado del grupo, John Flannery.



En el plano empresarial también hay que hablar de la multa del Gobierno de EEUU a Wells Fargo con 1.000 millones de dólares. La multa ha sido por negligencia en su gestión de hipotecas y seguros para automóviles, según adelantaron hoy los diarios The Washington Post y The Wall Street Journal.



Esta sanción supondría la mayor penalización a una entidad financiera impuesta bajo el Gobierno del presiente Donald Trump. Esta sanción podría anunciarse este mismo viernes. Según cuenta the Washington Post, la Oficina de Protección de Consumidores Financieros (CFPB, por sus siglas en inglés) y la Oficina del Auditor de la Divisa (OCC, por sus siglas en inglés) anunciarán la multa después de meses de investigación al banco con sede en San Francisco (California).



Esta semana ha sido más calmada en relación a los resultados empresariales, aunque han destacado los de IBM o Bank of America. La semana que viene, por el contrario, estará plagada de referencias susceptibles de mover las bolsas, especialmente porque empiezan los resultados de las tecnológicas con más peso como Facebook. Habrá que ver si hay más novedades sobre Estados Unidos y sus relaciones con Rusia o China.



El petróleo también ha tenido un peso importante esta semana. El crudo cotiza con caídas del 0,6% después de tocar máximos de 2014 este jueves. El barril de West Texas, de referencia en EEUU, cotiza con caídas del 0,6% hasta los 67,9 dólares. Por su parte, el barril de Brent, de referencia en Europa, cotiza con la misma caída, pero mantiene los 73 dólares.



Donald Trump, presidente de EEUU, ha utilizado su herramienta preferida para compartir sus opiniones para hablar del petróleo. Trump ha señalado en Twitter sobre los altos precios del crudo: "¡No serán aceptados!". Los precios del crudo alcanzaron el jueves máximos desde julio de 2015 rozando los 75 dólares, tras la presión de Arabia Saudí y el descenso en la producción liderada por la OPEP (Organización de Países Exportadores de Petróleo).



Por otro lado, este viernes hablarán varios miembros de la Reserva Federal de EEUU, entre los que destacan la intervención de Charles Evans, presidente de la Fed de Chicago. También intervendrá John Williams, presidente de la Fed de San Francisco.



En Europa, las bolsas cotizan con signo mixto, aunque con movimientos moderados. El problema a corto plazo es que las bolsas europeas decidan tomarse un respiro, tal y como señala José María Rodríguez, analista técnico de Bolsamanía. "Desde finales de marzo, (los índices europeos) acumulan una subida media del 8%. Y este movimiento se ha producido casi sin descansos", advierte Rodríguez, añadiendo que esta circunstancia deja la puerta abierta a que, en cualquier momento, "nos llevemos un pequeño susto" que sirva de excusa para ajustar las subidas.



En el mercado de las divisas, el euro vuelve a caer contra el dólar un 0,31%. De esta manera, la divisa comunitaria se cambia por 1,2307 dólares.