El consorcio de Enagás adquiere el 66% de la red griega de gas natural por 535 millones

Fuente: WFG
19/04/2018 18:15

El consorcio formado por Enagás, Snam y Fluxys se ha hecho con la licitación para la adquisición del 66% de Desfa, el operador de la red de transporte de gas natural de Grecia, por 535 millones de euros. Enagás ha informado de que el consorcio ya ha comenzado las negociaciones con un grupo de bancos griegos e internacionales para obtener financiación sin recurso para los accionistas.



La Agencia Griega de Privatización (Taiped) ha aceptado la oferta del consorcio, que competía contra otro consorcio integrado por Reganosa, el fondo japonés Sojitz, Transgaz y el Banco Europeo de Inversiones.



De finalizar con éxito las negociaciones con los bancos, la compañía presidida por Antonio Llardén espera que la financiación alcance en torno al 60% del coste de su inversión.



Desfa es el operador de la red de transporte de alta presión de gas natural de Grecia, con aproximadamente 1.500 kilómetros de gasoductos, y de la planta de regasificación de Revithoussa.



Snam, que es el accionista mayoritario de este consorcio con una participación del 60%, Enagás (20%) y Fluxys (20%), que también son socios en el proyecto TAP, contribuirán al desarrollo del sistema gasista griego en los próximos años y al posicionamiento de Grecia como 'hub' de gas natural, lo que supondrá un impulso tanto para el mercado doméstico como para otros proyectos de tránsito de gas natural.



Además, el consorcio aportará a Desfa sus capacidades técnicas y operacionales y desarrollará los nuevos usos del gas natural (como la utilización del metano para el transporte y el impulso del biometano), para contribuir alproceso de reducción de emisiones.



GRECIA, POSICIÓN ESTRATÉGICA



Debido a su posición estratégica en el Mediterráneo, Grecia es un enclave fundamental para la diversificación del suministro energético en Europa y para abrir nuevas rutas de gas natural en el continente.



En 2017, Desfa registró un crecimiento significativo con respecto al año anterior, con un resultado bruto de explotación (Ebitda) de unos 177 millones de euros -que incluye unos ingresos no recurrentes- y una posición financiera neta positiva de alrededor de 5 millones de euros -con cerca de 228 millones de caja disponible-.



La firma del acuerdo está pendiente de los trámites previstos en el procedimiento de compra-venta y en la legislación local sobre privatizaciones.



Así, el cierre de la transacción se espera que tenga lugar en la segunda mitad del año, cuando se obtengan todas las aprobaciones por parte de las autoridades de la competencia.