Los bancos españoles, condenados en bolsa por su baja rentabilidad

Fuente: WFG
18/04/2018 08:54

MADRID, 18 ABR. (Bolsamania.com/BMS) .- 'Ganar, ganar y volver a ganar'. Esa célebre frase del mítico Luis Aragonés explicaba brevemente qué esperaban los aficionados de cualquier equipo de fútbol. En el caso de la banca, la consigna es 'Rentabilidad, rentabilidad y más rentabilidad'.



Eso es lo que piden los inversores a los bancos españoles. Y ese es precisamente el 'talón de Aquiles' del sector. La banca no está funcionando en bolsa (su buque insignia, Santander, cae un 1% en el último año) y este mal comportamiento se explica fundamentalmente por su falta de rentabilidad.



“La rentabilidad sobre el capital (ROE) se situó en el 6,16%, más de dos puntos porcentuales por encima del 4,09% de 2016”, destacó el pasado 12 de abril la Asociación Española de Banca (AEB) en su informe de 2017. Pero pese a que el ROE ha mejorado un 50%, todavía se encuentra por debajo del coste de capital.



Preguntado por esta cuestión, José María Roldán, presidente de la AEB, explicó que el ROE de los bancos españoles es mejor que el de otros sistemas europeos, pero que este indicador debería subir al menos hasta el 10%, equivalente al coste de capital. Sería “lo deseable y lo que nos piden los accionistas”, apuntó Roldán.



Sin embargo, pese a la mejora, lo cierto es que conseguir un ROE del 10% sigue siendo un objetivo muy lejano para los bancos. Y eso explica su debilidad en bolsa. Tan sólo BANKINTER puede presumir de un ROE en 2017 por encima del 10%, concretamente en el 12,6%, tras conseguir un 10,8% de 2016. Los títulos de la entidad controlada por Jaime Botín se revalorizan un 8% en el último año.



Santander mejoró su ROE el año pasado hastael 7,14% desde el 6,99% en 2016. El de BBVA (cuyas acciones bajan un 5% en los últimos doce meses) bajó hasta el 6,4% desde el anterior 6,7%. El de CAIXABANK mejoró hasta el 4,5% desde el 3,7%. El de Sabadell subió ligeramente hasta el 6,1% desde el 5,9%. Y el de BANKIA bajó hasta el 6,6% desde el 6,7%.



BAJA RENTABILIDAD, AMENAZA PARA EL SISTEMA



El Fondo Monetario Internacional (FMI) considera “débil” un ROE por debajo del 8%, “desafiado” uno que se sitúe en la horquilla del 8% al 10% y “saludable” uno que supere el 10%. Aunque el panorama en Europa no es muy positivo. Con datos de 2016, tan sólo el 15% de los bancos europeos superaba el 10%, el 32% se situaba entre el 8% y el 10% y el 53% estaba por debajo del 8%.



"Cuando los bancos no son continuamente rentables, no pueden constituir reservas frente a pérdidas imprevistas y muchas veces tienen dificultades para movilizar capital cuando lo necesitan. Tampoco pueden otorgar crédito y es posible que cedan a la tentación de asumir más riesgos", afirman desde el FMI.



Desde el Banco Central Europeo, consideran “insostenible” la situación de muchos bancos. “Hay varias entidades que todavía no cubren su coste de capital y esta situación es insostenible a largo plazo. Aunque este es un problema para los propios bancos, también nos preocupa a los supervisores”, ha asegurado recientemente la presidenta del Consejo de Supervisión del Banco Central Europeo (BCE), Danièle Nouy.



¿QUÉ PUEDEN HACER LOS BANCOS?



El BCE insiste en varias estrategias para que el sector aumente su rentabilidad. Por ejemplo, diversificar sus fuentes de ingresos a través de las nuevas tecnologías, incrementar sus ingresos por comisiones o a través de un mayor grado de concentración bancaria. "El sector bancario europeo requiere un mayor grado de concentración", ha comentado Danièle Nouy.



También propone recortar costes mediante el cierre de oficinas y la transformación de sus plantillas hacia la especialización en la gestión de riesgos o en sistemas de Tecnologías de la Información. Por último, cree que es necesario que se sigan reduciendo los préstamos dudosos (NPL, por sus siglas en inglés), cuya presencia en los balances desvía recursos que podrían utilizarse de forma más eficiente.



Los bancos españoles así lo están haciendo. Las comisiones cada vez son más importantes en sus cuentas de resultados. El pasado año los bancos cotizados cobraron en comisiones un total 21.929 millones de euros, un gran aumento del 11% frente a 2016.



Y las operaciones corporativas llevadas a cabo han sido muy relevantes, y previsiblemente todavía habrá alguna otra más a corto y medio plazo (LIBERBANK y Unicaja aparecen en todas las quinielas). En un segundo plano se sitúan Abanca, Ibercaja y Kutxabank.



Además, las ventas de grandes carteras de préstamos NPL se están acelerando, mientras continúan el cierre de oficinas y los procesos para reestructurar las plantillas. Por ejemplo, esta misma semana, se ha conocido que Sabadell, cuyas acciones suben un 7% en los últimos doce meses, negocia la venta de una cartera de NPL valorada en 7.500 millones de euros.



Por otra parte, los bancos confían en que el BCE comience a subir los tipos de interés en un momento no muy lejano, previsiblemente a partir de 2019, lo que también impulsará su rentabilidad. La banca española será de las más beneficiadas por la subida de los intereses, según anticipa Funcas, pero sin esperar que los mercados vuelvan a su estado anterior a la crisis.



"Aunque es cierto que la subida de tipos implicaría un mayor pago de intereses para empresas y particulares, el crecimiento de la economía y el empleo, junto al progresivo desapalancamiento del sector privado, tenderán a contrarrestar este efecto", argumentan estos expertos.



Ccomo ha advertido Danièle Nouy desde el BCE, “los buenos tiempos no van adurar eternamente, así que los bancos deberían aprovecharlos al máximo mientras puedan. Cuando llegue una fase bajista será mucho más difícil. Los balances saneados serán clave para la rentabilidad en el corto y el medio plazo. La prueba de resistencia de la Autoridad Bancaria Europea (ABE) 2018 será la hora de la verdad”.