El desempleo en Reino Unido continúa en niveles de 1975 con un 4,2% de parados

Fuente: WFG
17/04/2018 10:51

Las estimaciones publicadas por la ONS (Office of National Statistics) este martes arrojaron un total de 1,42 millones de ciudadanos británicos sin empleo en el periodo de diciembre a febrero, con 16.000 trabajadores menos en búsqueda activa que en el anterior periodo y 136.000 menos que en el mismo periodo del anterior ejercicio. De este modo, la tasa de desempleo se situó en el 4,2%, una décima por debajo de la relativa al tiempo entre septiembre y noviembre y cinco décimas por debajo de la cifra de un año antes. Se trata, de nuevo, de la cifra más baja desde 1975.



En relación a los datos de empleabilidad, 32,26 millones de ciudadanos en las islas se encontraban trabajando durante este periodo, 55.000 trabajadores más que en el anuncio anterior y 427.000 más que un año antes. Así, la tasa de empleo se situó en el 75,4%, de nuevo una décima por encima del anterior dato publicado por la ONS, ocho por encima del dato del anterior ejercicio y la más alta desde que comenzaran registros similares en 1971.



Asimismo, 8,73 millones de ciudadanos británicos entre los 16 y 64 años no se encontraban trabajando ni en búsqueda activa de empleo. De este modo, la tasa de inactividad se situó en el 21,2%, por debajo de la del mismo periodo en 2017 (21,6%) y la más baja desde 1971.



LOS SALARIOS CONTINÚAN CRECIENDO



Los datos de la ONS muestran una aceleración de los salarios del 2,8% en términos nominales (sin contemplar la inflación), tanto incluyendo como sin considerar los bonus. Se trata del crecimiento más rápido de los últimos casi tres años. Del mismo modo, el sueldo medio semanal británico ajustado al desarrollo de los precios creció dos décimas con respecto al dato del ejercicio anterior, y una décima en el caso de incluir los bonus.



Estas cifras refuerzan las expectativas de que el Banco de Inglaterra (BoE)suba los tipos de interés en mayo. Los mercados apuntan ahora a un 85% de posibilidades de que este escenario se produzca. Sin embargo, el regulador se encuentra en un difícil ejercicio de compensar las fuerzas macroeconómicas de su economía. Mientras que el dato de febrero parece acercar la inflación a los objetivos del BoE, el ajustado mercado laboral presiona a las alza los salarios. Los niveles de deuda de los hogares continúan siendo preocupantemente altos, y la incertidumbre con el Brexit nubla el panorama británico de los próximos meses.