Las bolsas asiáticas cierran con subidas impulsadas por el alivio de la tensión geopolítica y comercial

Fuente: WFG
13/04/2018 09:36

Asia cierra este viernes su tercera semana consecutiva de ganancias impulsada por las palabras de Donald Trump 'suavizando' el discurso de su intervención militar en Siria en lo que era un claro reto a la Rusia de Putin.



El índice Nikkei de Japón subió un 0,55% hasta los 21778.74 puntos, acumulando unas ganancias del 1% en toda la semana, cerrando así su tercera semana consecutiva en verde.



Por su parte, el Topix avanzó un 0,63% impulsado por la subida del sector de materiales ante un yen más débil. El Kospi surcoreano subió un 0,51% tocando los 2.455,07 puntos, destacando el rendimiento del sector cosméticos que cerró el día con ganancias significativas liderado por Amorepacific ( 3,55%) mientras que las tecnológicas cerraron la sesión alternando subidas y bajadas.



Los inversores también se vieron afectados por la publicación de los últimos datos comerciales de China, que registró un 2,7% menos de exportaciones en marzo, sin llegar a cumplir las expectativas. Por su parte, las importaciones del gigante asiático crecieron un 14,4% y se acabó registrando un décifit comercial de 4.900 millones de dólares.



El optimismo sobre la relajación de las tensiones geopolíticas en Oriente Medio también llegó a Australia, con el S&P / ASX 200 subiendo un 0,23% para cerrar en los 5.829,10 puntos. Por otro lado, la Bolsa de Hong Kong cerró casi plana con una leve subida del 0,11%.



"El sentimiento del mercado permanece a merced de la retórica política y hay signos alentadores de una disminución de las tensiones en Siria junto con unas mejores perspectivas de resolución de las tensiones comerciales", afirma Rodrigo Catril, estratega del National Australia Bank, en declaraciones recogidas por 'CNBC'.



De hecho, cabe destacar que Trump ha pedido a sus asesores que consideren volver a unirse al acuerdo comercial transpacífico del que se retiraron el año pasado. Más tarde, el presidente estadounidense publicó en su cuenta de Twitter que sólo volvería a firmar una alianza si el acuerdo era "sustancialmente mejor" que el ofrecido a su antecesor en el cargo, Barack Obama.