Al rescate del diésel: el sistema ACCT reduce las emisiones de NOx un 98%

Fuente: WFG
12/04/2018 17:25

De superhéroe a villano en apenas una década. El diésel era la gran alternativa a los altos niveles de emisión que la gasolina producía sin necesidad de sacrificar potencia de los motores. Sin embargo, diez años más tarde, los gases resultantes de este combustible han resultado ser más perjudiciales incluso, con partículas que se adhieren a pulmones y cerebro. Gobiernos de todo el mundo han comenzado una cruzada contra el gasóleo que acabará por destronarlo, sin embargo algunas compañías como Volkswagen o y Ford se aferran a su resurrección.







La Universidad de Loughborough, en el condado de Leicestershire, Reino Unido, ha desarrollado una tecnología que promete la vuelta a un diésel 'limpio' de forma asequible. Bautizado como ACCT (Tecnología de Conversión y Creación de Amoniaco por sus siglas en inglés), este sistema es capaz de separar el nitrógeno y el oxígeno mediante el uso de amoniaco, y reducir de este modo el 98% de las emisiones de dióxido de nitrógeno (NOx) de los motores.



Graham Hargrave, profesor de diagnóstico ótico, y Jonathan Wilson, investigador asociado, son las dos caras visibles de este proyecto que lleva en desarrollo desde hace más de un lustro, cuyo principal avance se ha producido los dos últimos años fruto de la imperiosa necesidad del sector de buscar soluciones ante el problema que plantea la prohibición del diésel a partir de 2025.



Del mismo modo que los sistemas de reducción catalítica selectiva (SCR), el uso del amoniaco es esencial en el proceso de división del NOx para obtener nitrógeno como único desecho y agua al unir las moléculas de oxígeno. La diferencia entre ambos sistemas se encuentra en la eficacia del ACTT cuando la temperatura de los gases es demasiado baja, escenario en el que el SRC o 'AdBlue', como se le conoce comúnmente, es incapaz de operar.



De este modo, el sector de la automoción podría alcanzar motores diésel 'cero emisiones', similares a los que integran los vehículos PZEV, o de combustión interna, de los que los fabricantes reniegan por sus altos costes de fabricación.



Por lo que si estás pensando en comprar un coche nuevo, no podemos asegurarte que el diésel limpie su reputación y sea legal en una década. Lo que sí conocemos es la mejor manera de ahorrar tiempo y dinero. Carfy.es analiza cientos de concesionarios para encontrar la mejor oferta del panorama nacional en apenas 24 horas. Y lo más importante, totalmente gratis. Con más de medio millón de usuarios desde su fundación, el ahorro medio de sus clientes en la compra de su coche nuevo fue de 4.500 euros.