El Ibex y el resto de bolsas europeas, cautas y planas ante los riesgos geopolíticos

Fuente: WFG
12/04/2018 12:26

MADRID, 12 ABR. (Bolsamania.com/BMS) .- De nuevo hay que hablar de riesgos geopolíticos en los mercados mundiales. Las tensiones crecientes entre Estados Unidos y Rusia a raíz del apoyo de esta última a Siria, aderezadas por una buena dosis de tuits cuanto menos frívolos y carentes de la más mínima noción de diplomacia, hacen que los inversores se mantengan a la espera de lo que pueda pasar o no con esta situación. En este contexto, las bolsas optan por la cautela y por mantener la calma (Ibex:-0,13%; Cac: +0,04%; Dax: +0,16%).



En todo caso, tanto en lo que se refiere a la crisis con Rusia como a la crisis comercial con China, o a la crisis que ha existido y sigue existiendo entre Estados Unidos y Corea del Norte, hay cierto sentimiento de que todo esto no puede acabar de la peor forma. Un sentimiento que se basa, entre otras cosas, en el hecho de que, si la crisis comercial con China acabara de la peor forma, o si esto mismo ocurriera con Rusia o con Corea del Norte, las consecuencias serían tan catastróficas que 'nadie' apuesta por que esto vaya a suceder. A pesar de que domine esa sensación de fondo, lo cierto es que los inversores siguen muy pendientes de cada paso en cada uno de estos conflictivos procesos, por si ocurriera lo imprevisible o por si las cosas van mejorando.



Mientras los acontecimientos se desarrollan, el Ibex se aferra a los 9.700 mientras se aleja de los 9.800. El experto de 'Bolsamanía', José María Rodríguez, destaca los niveles de 'sobreventa' extremos, lo que en teoría indicaría que las caídas "no deberían ir mucho más allá". Aun así, si las cosas a nivel mundial se complican, y las bolsas a nivel mundial sufren, el Ibex también lo hará. Cabe recordar que Wall Street finalizó finalmente la pasada jornada con caídas del 0,6% de media en medio de esos tuits de Donald Trump dirigidos a Rusia, advirtiéndole de que se prepare para los misiles que están por llegar.



Y en medio de toda esta situación, la 'vida económica' continúa. Las últimas actas de la Reserva Federal (Fed) que se publicaron este miércoles muestran que el banco central estadounidense se plantea, por primera vez desde la Gran Recesión, un cambio de sesgo en su política monetaria: de acomodaticia a "neutral" o "restrictiva". "La mayoría de los miembros se mantuvieron optimistas respecto a que el aumento del PIB y de la inflación generaría más subidas de tipos en los próximos meses (...). No hubo ninguna sugerencia de que los miembros de la Fed vean alguna posibilidad de desaceleración en los próximos meses, aunque se reconoce que una guerra comercial provocaría un riesgo a la baja", señala Michael Hewson, director de análisis de CMC Markets en Londres.



Hewson añade que, con toda la cuestión de la tensión geopolítica, los datos económicos están quedando en un segundo plano y destaca que en esta semana se han visto referencias que apuntan a cierta debilidad en algunas partes de Europa. "La información económica de ayer en Reino Unido siguió a la débil referencia de producción industrial en Alemania que vimos la semana pasada, muy por debajo de las expectativas, lo que provocó cierto nerviosismo sobre la conveniencia de una posible subidas de tipos por parte del Banco de Inglaterra el próximo mes".



Cabe destacar que la tensión geopolítica en Oriente Medio ha provocado la escalada del crudo (el barril Brent ha subido hasta los 72 dólares, niveles no vistos desde 2014). A estas horas cede un 0,50%, hasta 71,70 dólares, mientras que la referencia West Texas registra unos descensos del 0,30%, hasta los 66,62 dólares.



Por último, en cuanto a los datos de la jornada, la producción industrial de la Zona Euro ha caído hasta el 2,9% frenteal 3,7% previo y la estimación del 3,8%. Se publican también las actas de la última reunión de política monetaria del Banco Central Europeo (BCE). Asimismo, hablan Jens Weidmann, presidente del banco central alemán, Mark Carney, gobernador del Banco de Inglaterra, o Benoit Coeuré, miembro del BCE. Además, en España se habla mucho de la visita del príncipe heredero de Arabia Saudí, Mohamed bin Salman, que hoy se reunirá con el rey y con el presidente del Gobierno.