El rublo recorta sus pérdidas pero sigue en su peor semana desde 1999 tras la ofensiva de Trump

Fuente: WFG
12/04/2018 07:59

MADRID, 12 ABR. (Bolsamania.com/BMS) .- Siria y Rusia son la nueva China en el universo del presidente estadounidense, Donald Trump. La escalada, por ahora verbal, del republicano y la Casa Blanca, en el conflicto de oriente medio ha puesto en el foco al Gobierno de Vladimir Putin, a quien EEUU responsabiliza, junto al régimen de Bashar al-Assad, del ataque químico en Duma. Las tensiones, junto a las sanciones económicas a Rusia de la semana pasada anunciadas por EEUU, han provocado un desplome en el rublo que ha llegado a depreciarse un 12% esta semana.



La divisa rusa no experimentaba un declive similar en apenas una semana desde 1999. El desplome es incluso peor que la caída de 2014, un año que marcó tanto el colapso del precio del petróleo como la anexión de Crimea por parte de Rusia, publica 'Financial Times'. Y, aunque este jueves se recupera de camino a los 62 rublos por cada dólar, el miércoles alcanzó el cambio de 65 ‘billetes verdes’, mínimos no vistos desde noviembre de 2016.



Contra el euro, la moneda rusa ha caído a su peor cambio en más de dos años, por encima de los 80 rublos por cada euro, precios no vistos desde marzo de 2016. Desde estos niveles se recupera hasta las inmediaciones de los 77 rublos y recorta el desplome del 14% desde la apertura del lunes en las 70,537 unidades.



La Organización Europea para la Seguridad de la Navegación Aérea (Eurocontrol) ha alertado a las aerolíneas de la posibilidad de ataques aéreos contra Siria en las próximas 72 horas liderados por Estados Unidos, después de un presunto ataque con gas venenoso el pasado fin de semana, en el que murieron decenas de personas. Tras el veto de Rusia en la ONU a la propuesta estadounidense de estudiar lo ocurrido, Trump ha sido claro: lanzará misiles sobre Siria y serán "bonitos, nuevos e inteligentes".



Putin no se ha quedado callado. En la ceremonia de entrega de las cartas credeciales de los embajadores de 17 países, el presidente ruso ha dicho, según recoge Efe, que "el estado de las cosas a nivel mundial no puede sino causar preocupación". "La situación en el mundo es cada vez más caótica. No obstante, seguimos esperando que, al fin y al cabo, el sentido común prevalezca y las relaciones internacionales adopten un rumbo constructivo", ha dicho Putin, que confía en que la política mundial gire y se vuelva "más estable y más fácil de pronosticar".



EFECTOS SECUNDARIOS



Las sanciones de Estados Unidos contra empresas rusas, empresarios y funcionarios gubernamentales, anunciadas la semana pasada, tienen un impacto económico limitado, pero los inversores están cada vez más preocupados por los efectos secundarios, explica Dmitry Polevoy, economista jefe de ING para Rusia.



"Estos efectos son imposibles de cuantificar y analizar adecuadamente ya que podrían tener el potencial de llevar a un escenario de riesgo extremo de aguas inexploradas de sanciones y posibles medidas de represalia", argumenta. Por el momento, Polevoy reconoce que la fuerte caída en el rublo es "contenida", pero añade que el mercado estará atento al nivel de 65 rublos por dólar.