Linde pide cambios en el sistema de pensiones que sean compatibles con la reducción del déficit

Fuente: WFG
03/04/2018 10:42

El gobernador del Banco de España, Luis María Linde, ha señalado que hacen falta cambios en el sistema público de pensiones que sean compatibles con la reducción del déficit. Linde ha explicado que el sistema de pensiones no se puede mantener sin aumentos de ingresos o a través de una reducción en la tasa de reemplazo (el porcentaje del salario que se cobra en la jubilación), que actualmente está entre el 75% y el 80% en España.



Linde ha intervenido en una conferencia con el Fondo Monetario Internacional bajo el título “España desde la recuperación a la resiliencia”. Durante su conferencia, el gobernador ha advertido que cualquier reforma de las pensiones, se está debatiendo en el Pacto de Toledo, debe ser transparente, favorable para la sostenibilidad y compatible con los compromisos fiscales de España.



Luis María Linde ha alertado de que, si no si incrementan los ingresos del sistema, el factor de sostenibilidad operará "principalmente" mediante la reducción de las rentas. En cualquier caso y "más allá de propuestas específicas", Linde ha considerado "crucial" que las reformas que se adopten aumenten la relación entre la contribución y los beneficios obtenidos del sistema de pensiones mediante un mecanismo que garantice su sostenibilidad.



Con respecto al mercado laboral, el gobernador ha señalado que el paro continúa a "niveles inaceptablemente altos" y ha argumentado que tras las reformas no se ha cambiado ni la estructura de la negociación colectiva ni la segmentación del trabajo, dos elementos que centran la alta volatilidad del empleo.



Por otro lado, Linde ha advertido que llevará “varias décadas” reducir el nivel de endeudamiento de las administraciones españolas hasta el 60% del PIB, que es la referencia europea. Actualmente, la deuda española se encuentra en el 98% del PIB. De esta manera, el gobernador ha recordado que un alto nivel de endeudamiento supone un riesgo para el crecimiento económico, ya que reduce la estabilidad del presupuesto.



El gobernador confía en que España baje su déficit público del 3% del PIB este año y salga del procedimiento de déficit excesivo, el componente estructural de este déficit continúa muy alto, por lo que Linde considera que se necesitará un "programa fiscal" a medio plazo para completar el proceso de consolidación. Este programa debería basarse en un escenario macroeconómico prudente a medio plazo y previsiones de ingresos tributarios, y debería completarse con reformas estructurales.



En ese mismo sentido, el gobernador ha considerado que el acceso de las comunidades autónomas al mercado de financiación -en lugar de utilizar mecanismos extraordinarios como el Fondo de Liquidez Autonómica- es importante para evitar una política procíclica y garantizar la disciplina fiscal.