Praet (BCE): la falta de inflación podría modificar nuestra visión sobre los límites de la economía

Fuente: WFG
16/03/2018 13:31

La inflación continúa siendo el quebradero de cabeza del Banco Central Europeo (BCE). El desempleo persiste en su caída, y su relación con el avance de los precios no es evidente. Según Peter Praet, economista jefe del regulador, esta situación podría hacer revisar al banco central los límites de la economía del bloque monetario.



A través de una entrevista a Reuters, el miembro del Comité Ejecutivo del BCE quiso lanzar un mensaje de tranquilidad al mercado sobre el desarrollo reciente de los precios. Con su presidente, Mario Draghi, asegurando que la política futura del banco central se mantendrá "paciente, persistente y prudente", el alemán recordó las medidas adoptadas por el regulador en el pasado como aval para que los inversores mantengan la confianza en sus decisiones.



"Las políticas que hemos desarrollado, especialmente desde aquellas de 2014, han sido exitosas en acercarnos a nuestro objetivo de inflación. Pero existen dudas sobre el desarrollo de los precios con factores como la globalización o los cambios tecnológicos", declaró Praet al medio británico.



El alemán se declaró sorprendido de la capacidad de adaptación que el mercado laboral ha mostrado frente al aumento de la demanda reciente, y planteó la posibilidad de que la 'tasa de desempleo no aceleradora de la inflación', o NAIRU por sus siglas en inglés, deba de ser revisada a la baja, como tantas veces durante los últimos años. "Quizás estemos recibiendo trabajadores que empujan ese límite hacia afuera. En Alemania sabemos que la llegada de inmigrantes cualificados desde Europa del Este está teniendo un impacto. Sin tal oferta de trabajadores, los salarios se habrían acelerado un 1%". Y sin salarios más altos, la inflación se modera.



En cuanto a la posibilidad de la existencia de 'trabajadores en reserva', el economista jefe del BCE declaró que este fenómeno está siendo estudiado de cerca por el regulador. "En relación a las horas trabajadas, no hemos alcanzado los niveles de 2007. Pero en términos de desempleo, sí que hemos llegado", dijo Praet. Este hecho refrendaría las sospechas de que la creación de trabajo es efectiva, pero a través de trabajos de media jornada o temporales, algo que en términos salariales tampoco ayudaría al alza de los precios.



PRAET SECUNDA LA POSICIÓN MODERADA DE DRAGHI



"Procederemos de un modo gradual, a un ritmo moderado como dijo Draghi, del modo que sea más apropiado para alcanzar la convergencia con la inflación, teniendo en cuenta la continua incertidumbre sobre los límites de la productividad y la respuesta de los salarios a los nuevos márgenes", explicó Praet.



El horizonte es septiembre, allí donde acaba oficialmente el programa de compra de activos por parte del BCE. Y es que todo lo que ocurra a partir de ese mes es aún una incógnita. Preguntado por este hecho, el economista alemán explicó que el anuncio de futuras medidas no se producirá días antes del fin del programa, pero tampoco "demasiado pronto". Para entonces, Praet ha asegurado que el regulador habrá especificado y recalibrado su perspectiva en cuanto a los tipos para continuar con el "camino hacia nuestro objetivo" del 2%, sin comprometer la recuperación económica con ninguna de las medidas.



Las previsiones marcan una primera subida de tipos entre el primer y segundo trimestre de 2019, y Praet ha querido recordar que este presentimiento del mercado es positivo para comprender el sentir de la economía, pero que en ningún caso refleja fielmente la realidad. "Los mercados aprenden de nosotros, y nosotros aprendemos de los mercados", dijo. "Escierto que las previsiones son útiles en general para guiar y estructurar la discusión. Pero advertiría de que estas no deben ser interpretadas como un patrón. No debemos dar mucha importancia a las previsiones", declaró Praet.