El juego de sillas en la Casa Blanca vuelve a dinamitar al dólar: Tillerson, destituido

Fuente: WFG
14/03/2018 08:45

Si hace apenas una semana era la noticia de la dimisión del consejero económico de Donald Trum, Gary Cohn, la que impactaba negativamente en la operativa del dólar, la destitución del secretario de Estado, Rex Tillerson, ha vuelto a frenar a recuperación del ‘billete verde’. La moneda estadounidense ha caído a mínimos semanales contra el euro, más allá del cambio de 1,24 dólares, y también sufre contra el yen, cediendo hasta los 106,50 yenes.



La historia se repite una vez más. Un alto funcionario de la Casa Blanca pierde su puesto, bien porque dimite, bien porque es despedido por el presidente estadounidense, Donald Trump, y la confianza de los inversores en el ‘billete verde’ se hunde. En este caso, Tillerson ha sido cesado del cargo por rifirrafes con Trump sobre cuestiones de política exterior en Irán, Corea del Norte y Rusia.



No ha sido el único motivo que ha provocado el descenso de la moneda de EEUU desde los máximos de dos semanas frente al yen que alcanzó el miércoles, después de que aflojara la tormenta política que se cierne sobre el primer ministro nipón, Shinzo Abe. El avance de la inflación, en línea con lo esperado, al 1,8%, ha confirmado que la Reserva Federal (Fed) mantendrá el ritmo gradual de subidas de tipos de interés en el que se halla embarcada, lo que ha restado empuje al dólar.



Los expertos no esperan que las compras regresen al ‘billete verde’ porque, “en el momento actual nada parece sugerir que la Fed incrementará el ritmo de su normalización monetaria y las acciones de Trump seguirán poniendo en peligro a la moneda”, explican los analistas de Danske Bank.



Además de Cohn y Tillerson, otros tres altos cargos de la administración republicana han dejado sus cargos en las dos últimas semana. Junto a Tillerson, también se ha ‘dejado marchar’ a su mano derecha, John McEntee, salidas que se suman a las de Hope Hicks y Josh Raffel del equipo de comunicación de Trump. “Es innegable que esta inestabilidad está dañando la confianza de los inversores y de los líderes internacionales”, apunta Kathy Lien, fundadora de BK Asset Management. Por lo que espera que “el dólar aún ceda más”.