Álvaro Cubero (Intermoney): Ferrovial tiene un valor oculto enorme

Fuente: WFG
12/03/2018 08:31

MADRID, 12 MAR. (Bolsamania.com/BMS) .- FERROVIAL no pasa por su mejor momento bursátil. La cotización de la constructora que preside Rafael del Pino pierde cerca de un 10% en este 2018. Aunque puede ser una oportunidad. Así lo considera Álvaro Cubero, gestor del fondo Intermoney Variable Euro, que afirma que “Ferrovial tiene un valor oculto enorme por la calidad de los activos que atesora, como son la autopista 407 ETR de Canadá y el 20% del aeropuerto de Heathrow de Londres”.



Este hecho provoca que Ferrovial sea la tercera compañía con mayor peso en Intermoney Variable Euro, con un peso del 2,7% en la cartera. Junto con la constructora española, el fondo da una importancia del 2,4% a Vinci, el gigante francés del sector de de la construcción. Son dos de las principales compañías del fondo que gestiona Álvaro Cubero, que cuenta con un patrimonio de 44,3 millones de euros, con 59 empresas en cartera, en su mayoría del mercado español, francés y alemán, y que en 2017 obtuvo una rentabilidad del 13,7%.



Pregunta: Viendo la mala evolución bursátil que ha tenido Ferrovial, ¿por qué mantiene esta fuerte apuesta en la compañía?



Álvaro Cubero: Ferrovial no se está comportando muy bien en bolsa. Desde que apostamos por la compañía su cotización está siendo plana o negativa. Sus resultados de 2017 fueron recogidos por el mercado con bastante frialdad. No obstante, Ferrovial tiene un valor oculto enorme por la calidad de los activos que atesora, como la autopista 407 ETR de Canadá, seguramente la mayor concesión mundial de autopistas, y el 20% del aeropuerto de Heathrow de Londres, un activo irreplicable que puede dar noticias positivas en el futuro con respecto a su capacidad.



Junto a ello, su negocio construcción, su reputación y su rama de servicios son muy sólidos. También hay que tener en cuenta que el plan de infraestructuras de Estados Unidos puede beneficiar mucho a la compañía. La crítica que recibe Ferrovial es su prudencia financiera y que tiene su efecto en bolsa, como quedó demostrado cuando descartó la operación con ABERTIS.



P: Más allá del sector de la construcción, ¿dónde ve otras oportunidades de inversión?



A.C: Una buena idea de inversión son las empresas relacionadas con la normalización del precio del petróleo y suministradores de algún servicio para las petroleras puras, tras sufrir un duro 2017. Puede ser el caso de Técnicas Reunidas en España. Hay valores muy interesantes en ese sentido que hemos incorporado en la cartera en los últimos meses. Por otro lado, el sector de las telecomunicaciones puede ser interesante, ya que ha destruido valor en los últimos años. Es una situación a la que parece que se le ha puesto freno y que puede ofrecer una oportunidad muy interesante.



P: Siguiendo con los sectores, el textil parece no estar pasando su mejor momento en bolsa y, en concreto, INDITEX. ¿Qué valoración tiene sobre esta compañía?



A.C.: Es un activo que hemos estado revisando en profundidad, aunque no lo tenemos en cartera. La compañía se ha comportado bien tanto en momentos malos y en momentos buenos. Inditex es un caso diferente al resto de competidores, como puede ser H&M. La diversificación de su negocio, su gestión, su inversión en el comercio online y su capacidad de expansión a futuro muestran una maquinaria muy bien engrasada.



Sin olvidar su gran capacidad de generar de caja neta. El problema es la valoración, ya que las acciones de Inditex están muy caras. El negocio funciona muy bien, pero la velocidad de su cotización en bolsa evoluciona a una velocidad mucho mayor. La exigencia que hay sobre la cotización de Inditex es enorme y al mínimo dato que no cumpla las expectativas del mercado se produce un gran castigo, como sucedió con los recientes rumores de revisión de previsiones. La compañía sigue teniendo una calidad extrema, pero está sufriendo un gran castigo desde máximos del pasado mes de junio.



P: ¿Qué tiene que tener una compañía para que se incorpore a vuestro fondo?



A.C.: Nos gustan las compañías con poca o nada de deuda, y en el caso de que tengan, que cuenten con activos que lo compensen. También apostamos por valores que realicen un servicio diferencial y con ventajas competitivas. Nos gustan las compañías que tienen clientes de primer nivel y aquellas que tienen dueño. Por otro lado, apostamos por las empresas que han creado valor sin pedir dinero a los accionistas, algo que consideramos una característica positiva para incluir a nuestra cartera.



P: En la corrección que ha sufrido el mercado en los últimas semanas, ¿han encontrado oportunidades de inversión en compañías con este tipo de características?



A.C.: Nosotros nos preparamos para un examen del que nunca se sabe la fecha. Es decir, el trabajo es constante para encontrar compañías interesantes con descuento en momentos de tensión de cortoplacista, lo que se denomina de forma coloquial 'pescar en río revuelto'. Por lo tanto, sí encontramos oportunidades de inversión. Un movimiento que también realizamos con la incertidumbre vivida con Cataluña.



P: ¿Qué novedades espera del Banco Central Europeo y cómo puede impactar en la renta variable europea?



A.C.: La subida de tipos no va a ir tan rápido en Europa. Este entorno actual de tipos ha beneficiado a empresas que no han hecho sus deberes financieros en el pasado y a los Gobiernos que no han ajustado su déficit. Este momento es muy complicado para los bancos centrales porque saben que tienen que dar un equilibrio con la subida de tipos, pero pueden golpear a los actores más apalancados. Por su parte, el final del programa de compra de deuda puede tener impacto negativo sobre empresas de perfiles mucho más cíclicos, con el ciclo maduro, y con un elevado nivel de deuda.