La EBA apuesta por no regular las FinTech como la banca tradicional para apoyar su desarrollo

Fuente: WFG
09/03/2018 17:46

MADRID, 09 MAR. (Bolsamania.com/BMS) .- La ordenación de las FinTech es un terreno complicado. Tratar de controlar la industria financiera electrónica es una asignatura pendiente de los reguladores, pero la Autoridad Bancaria Europea (EBA) ha recomendado que su aproximación no sea similar a la de la banca tradicional por un riesgo de limitar la innovación.



La postura de que "los mismos riesgos deberían estar sujetos a la misma supervisión y mismas reglas", defendida por los bancos tradicionales no es aplicable ya que "las cosas no son tan simples", expuso Andrea Enría, presidente de la EBA, en un discurso en Copenhague este viernes. "A pesar de que las FinTech pueden ofrecer productos similares a los bancarios y competir con las entidades por los mismos clientes, esto no necesariamente significa que deberían ser autorizados, regulados y supervisados como bancos", declaró Enría.



En este sentido, el banquero italiano ha querido transmitir la necesidad de distinguir los servicios de ambos sectores. Enría apuntó que los servicios de pago o la emisión de dinero electrónico no forman parte de las funciones esenciales de la banca y pueden ser ofrecidos por intermediarios en competencia con las entidades, pudiendo ser la aproximación del regulador menos intensa por sus menores riesgos potenciales.



Asimismo, la aplicación de una regulación intensa posicionaría a las FinTech europeas en una situación de "significativa desventaja" con respecto a sus competidoras chinas y estadounidenses, si los mercados europeos controlan de manera diferente esta actividad fuera de una acción común de las autoridades nacionales decada país. "La competición de las FinTech se desarrolla de manera global", por lo que la EBA tratará de garantizar que los servicios ofrecidos recibirán un trato regulatorio coherente en el conjunto de la UE, apuntaba Enría.



LA EBA RECOMIENDA A LA BANCA NO TRATAR CON 'CRIPTOS'



El presidente de la EBA quiso además lanzar un mensaje a la banca: el mercado de criptodivisas continúa siendo un "territorio inexplorado", que hasta que no esté controlado y regulado por las autoridades, supondrá un riesgo para las entidades financieras que incluyan estos activos en sus carteras. "Esta estrategia evitaría dar ningún reconocimiento oficial a un sector todavía muy heterogéneo, cambiante y difícil de regular y supervisar", dijo el italiano.



Enría expresó las preferencias de la EBA por un enfoque dirigido a eliminar el lavado de dinero y la financiación del terrorismo que ha rodeado a estos activos desde su aparición, así como advertir a los consumidores que se adentren al mercadeo de divisas digitales de su exposición a un mercado no seguro.