EEUU ordena a Qualcomm aplazar su junta, con lo que aumentan las dudas sobre la oferta de Broadcom

Fuente: WFG
05/03/2018 19:28

El Departamento del Tesoro de Estados Unidos, a través del Comité de Inversión Extranjera (CFIUS), ordenó el domingo a Qualcomm aplazar su reunión anual de accionistas del 6 de marzo para iniciar una investigación durante al menos 30 días, una iniciativa que arroja nuevas dudas sobre la oferta revisada de 117.000 millones de dólares (94.900 millones de euros) de Broadcom por su rival fabricante de microprocesadores.



En este sentido, Broadcom ha criticado firmemente la decisión inesperada del Gobierno estadounidense, que ha tachado de un intento desesperado de Qualcomm para evitar que sus accionistas se pronuncien sobre la oferta de compra, lanzada por primera vez en noviembre de 2017 al precio de 121.000 millones de dólares (98.000 millones de euros) y cuyo consejo ha repetido en diversas ocasiones que "infravalora materialmente" a la firma.



"Broadcom ha sido informado de que Qualcomm secretamente archivó una petición voluntaria de CFIUS para iniciar una investigación, dando como resultado el aplazamiento de la reunión anual de accionistas 48 horas antes de que tuviera lugar. Ha sido un acto flagrante y desesperado de Qualcomm para afianzar a su junta directiva e impedir que sus propios accionistas votaran por los nominados directores independientes de Broadcom", aseveró el fabricante dirigido por Hock Tan.



El CFIUS, que revisa los acuerdos entre compañías por posibles problemas de seguridad nacional, normalmente no se pronuncia hasta que se haya alcanzado un acuerdo definitivo. "Esta medida dará a CFIUS la capacidad de investigar completamente la propuesta de adquisición de Qualcomm por parte de Broadcom", ha apuntado el departamento del Tesoro estadounidense.



Asimismo, el pasado 2 de noviembre de 2017, Broadcom se comprometió públicamente a redomiciliar la sociedad en EEUU, proceso que aseguró este lunes que continúa en marcha. "Broadcom continúa con el proceso de redomiciliación. Una vez completado, la propuesta de adquisición no será ámbito de actuación del CFIUS", ha explicado Broadcom. Al mismo tiempo, ha reiterado su "total compromiso" de cooperación con este comité, al tiempo que ha subrayado su "importante papel" en cuanto a la seguridad nacional de EEUU se refiere.



De su lado, Qualcomm ha asegurado a través de un comunicado que la respuesta de Broadcom a la orden del CFIUS representa una continuación de su habitual patrón de "engaños deliberados" a accionistas y al público en general mediante el uso de la retórica, trivializando e ignorando los temas de seguridad.



"Este es un asunto muy serio, tanto para Broadcom como para Qualcomm. Las afirmaciones de Broadcom de que la investigación de CFIUS ha sido una sorpresa no tiene ninguna base. Broadcom ha estado interactuando con CFIUS durante semanas", ha argumentado.



En la sesión de este lunes en Wall Street, Qualcomm ha caído un 1,13%, hasta los 64,01 dólares por acción, mientras Broadcom ha cedido un 1,55%, hasta los 246,98 dólares por acción.