Aniversario de Snapchat: la amenaza a Facebook que se desinfla un 40% desde sus máximos

Fuente: WFG
02/03/2018 10:04

MADRID, 02 MAR. (Bolsamania.com/BMS) .- Snapchat lo tenía todo para triunfar. Una aplicación de fotos, con filtros y con tiempo limitado. Una delicia para los ‘millenials’. Nació en 2011 con la esperanza de hacerse un hueco en el ya sobrecargado mundo de las redes sociales. Tenía otro objetivo: desbancar a la poderosa y ‘vieja’ Facebook. Siete años después de su lanzamiento su matriz, Snap, no sale de las pérdidas. El año pasado decidió debutar en bolsa, el primer día su estrenó emocionó, pero 12 meses después parece que no ha cambiado nada.



El 2 de marzo de 2017, Snap saltaba al parqué de Nueva York a 17 dólares por acción. La matriz de la aplicación protagonizó la mejor salida a bolsa desde Alibaba en 2014 y parecía que resucitaba los debuts en Wall Street. El segundo día, la euforia por la salida a bolsa continuaba y marcó los 29,44 dólares, por ahora, su máximo histórico. Sin embargo, doce meses después parece que nada ha cambiado. Snap cotiza a 17,36 dólares, un 2% más.



Pero Snap se deja un 40% desde esos máximos históricos del segundo día y un 29% desde el cierre del debut. La capitalización bursátil de la compañía de Evan Spiegel es de 21.596 millones de dólares. Una cifra que todavía queda lejos de las grandes tecnológicas de Wall Street. No obstante, está cerca de Twitter, que se sitúa en los 23.520 millones de euros.



Aún está a años luz de los más de 520.000 millones de Facebook o de los más de 900.000 de Apple. El primer día de cotización ganó 3.400 millones de dólares. Un año después la capitalización de Snap sólo ha subido en 450 millones de dólares. Los expertos vaticinaban que en 2020, su capitalización bursátil sería de 100.000, por ahora, tiene un valor cinco veces menor.



Los analistas tampoco ven potencial en valor. De hecho, el precio objetivo que le otorgan es de 15,47 dólares, inferior al que cotiza. Además, sólo el 19% del consenso de analistas recogido por FactSet recomienda comprar acciones de Snap; el 31%, vender, y el porcentaje mayoritario del 50% aconseja mantener la acción.



Hace un año, justo cuando debutó en el parqué, las recomendaciones de los analistas eran parecidas, aunque un poco más optimistas. El 36% recomendaba comprar la acción; el 46%, mantenerla y el 18% venderla. Snap salió a bolsa a 17 dólares la acción, con una capitalización bursátil de 19.000 millones de dólares. El consenso de analistas otorgó 23,43 dólares como precio objetivo un mes después de su debut.



NO ABANDONA LAS PÉRDIDAS, PERO SUBE EN USUARIOS



El pasado 7 de febrero, Snap presentó sus cuentas de 2017 y aunque informó de unas pérdidas de 3.445 millones de dólares. La compañía afirmó que las abultadas pérdidas en las cuentas de 2017 se deben a los costes asociados a la compensación económica para sus empleados por la salida a bolsa, con lo que los números rojos operativos son de 845 millones de dólares.



A pesar de estos números sus acciones subieron más de un 35%. Los inversores celebraron que, por primera vez desde que salió a bolsa, la aplicación había aumentado el número de usuarios activos. Los usuarios activos diarios aumentaron un 18% hasta los 187 millones a cierre de diciembre.



Según el consenso de analistas de FactSet, esta cifra no va a parar de crecer. De hecho, estiman un crecimiento de usuarios activos diarios del 11,2% al cierre de 2018. Este incremento será del 74% para 2023, cuando prevén que el número de usuarios activos diarios sea de 327 millones.



Sin embargo, no se muestran tan optimistas con sus resultados, ya que consideran que hasta el cierre de 2022 no se verán beneficios en Snap. Para este año estiman que las pérdidas serán menores que las de 2017, pero aún así serán abultadas: 1.350 millones de dólares. De hecho, hasta 2020 no bajarán de los 1.000 millones. El consenso de analistas apunta a un beneficio de 613 millones de dólares en 2022 y de 1.050 millones en 2023.



INSTAGRAM MEJORA SUS CUALIDADES



En 2010, un año antes de que comenzara su andadura Snapchat, se creó Instagram. En 2012, Facebook la compró por 715 millones de dólares y empezó a competir con Snapchat, peor no empezó a hacerlo hasta que llegaron los ‘Stories’, publicaciones que sólo duran 24 horas y que además se pueden poner máscaras, filtros y gifs. Como en Snapchat.



Sin embargo, los usuarios prefieren Instagram y sus stories. De hecho, la aplicación supera en número de usuarios activos diarios a Snapchat. Instagram ya cuenta con más de 300 millones que interactúan con sus stories, frente a los 187 millones que diariamente están en la aplicación del fantasma.



Ambas aplicaciones miran de reojo lo que hace la otra y van incorporando, a su manera, las novedades. Snapchat se creó con máscaras (de perros, conejos, o de los juegos olímpicos), Instagram las introdujo más tarde. Instagram creó la posibilidad de poner gifs en sus stories, Snapchat ahora también da esa opción. Un tira y afloja entre las dos.



Sin embargo, los cambios nunca son bien recibidos. De hecho, un millón de usuarios de Snapchat recogieron 1,2 millones de firmas a través de una petición de change.org a favor de volver al diseño anterior de la última actuación, porque “era más fácil de usar. La empresa ha contestado y sido contundente: “No vamos a volver al diseño anterior”. Asimismo, han asegurado que la intención de esta novedad es conectar con las personas que más importan al usuario.



PALABRA DE FAMOSO



No sólo los cambios dentro de la aplicación afectan a Snap. También lo hacen los famosos y celebrities. Y para muestra lo que pasó los últimos días de febrero. Kylie Jenner, de la familia Kardashian, publicó un tweet: “¿Es que alguien más ya no usa Snapchat? O soy sólo yo... esto es muy triste”. El mensaje fue demoledor, ya que la ‘influencer’ cuenta con 24,5 millones de seguidores en Twitter.



Once minutos después escribió otro tweet, quizás arrepentida del primero, en el que decía que “Todavía amo a Snap...mi primer amor”. Sin embargo, el daño ya estaba hecho. Al día siguiente, las acciones de Snap cayeron un 6%, lo que se traduce en una pérdida de unos 1.000 millones de dólares. Las declaraciones de Jenner preocuparon a los inversores, que ven cómo la aplicación ha ido perdiendo popularidad en los últimos meses.