AXA aumenta su beneficio un 7% hasta los 6.209 millones de euros en 2017

Fuente: WFG
22/02/2018 09:38

El grupo asegurador francés AXA ha aumentado su nivel de beneficios un 7% durante 2017, alcanzando una cifra de 6.209 millones de euros, según muestran los resultados publicados por la compañía en la mañana del jueves. Los ingresos brutos, sin embargo, se redujeron un 2% respecto al anterior ejercicio cayendo por debajo de los 100 millones.



"Por primera vez en la historia de la compañía, tanto el beneficio subyacente como el beneficio neto han superado los 6.000 millones de euros, con todas las áreas en las que estamos presentes contribuyendo a su obtención", declaraba Thomas Buberl, director general de la compañía.



Los ingresos decrecieron un 2% fruto del efecto divisa y el desarrollo reciente de la inflación, sin los cuales estos se habrían mantenido sin cambios. Se produjo un aumento del 2% de los ingresos en el mercado estadounidense durante el pasado ejercicio, con el beneficio de esta región creciendo por encima del 16% gracias a "un combinado de condiciones favorables y aumento de las ventas en la gestora de activos Alliance Bernstein", recoge el informe. Tras Estados Unidos, los mayores niveles de beneficio se produjeron en Asia (+7%) y Francia (+3%).



El capital de la compañía se redujo en mil millones de euros. Su explicación vuelve a estar relacionado con el efecto contrario de las divisas, el pago de dividendos en 2017 y el programa de recompra de títulos llevado a cabo, parcialmente compensados con los ingresos netos a cierre de ejercicio.



El ratio de solvencia se estableció en el 205%, 8 puntos por encima que a fin de 2016, gracias a un fuerte retorno de las operaciones, parcialmente compensadas por el dividendo propuesto por la junta directiva,una reducción de la deuda subordinada y el programa de recompra ya mencionado.



El retorno de capital (ROE) subió así un punto hasta el 14,5%, mientras que un dividendo de 1,26 euros por acción será propuesto en abril de este año, lo que supondría un avance del 9% frente a los ofrecidos en 2016.



Los ratings de AXA tienen previsiones de ser estables durante este ejercicio, con Fitch y S&P manteniendo su puntuación de 'AA-' con respecto a la estabilidad financiera de la firma.